Conectarse

Recuperar mi contraseña



Artemisia
Admin - MP
Lionel Linxpaw
Admin - MP
Necalli
Admin - MP
Aaron Vanhagger
Admin - MP

Últimos temas
» Broken ♛ Crown {Normal}
Jue Jul 27, 2017 11:04 pm por Invitado

» One Piece Ascension (Cambio de botón REALIZADO)
Mar Jul 25, 2017 10:17 pm por Invitado

» Instituto Takemori rol [Confirmación Cambio de botón Elite]
Lun Jul 24, 2017 10:30 pm por Aaron Vanhagger

» Kaosu no Rakuen [Confirmación Cambio de Botón]
Dom Jul 23, 2017 8:27 pm por Aaron Vanhagger

» [Misión E] Enano enmascarado [Alfa y Kazuki]
Dom Jul 23, 2017 7:18 pm por Alfa

» [Social - Flashback] Let's play [Privado: Nowell]
Dom Jul 23, 2017 6:46 pm por Nowell

» [Entrenamiento - Flashback] A warm cup of love [Privado: Nowell]
Dom Jul 23, 2017 6:45 pm por Nowell

» [Misión E] Enano enmascarado
Dom Jul 23, 2017 6:37 pm por Artemisia

» [Misión E] Ayuda al Historiador [Toma y Kayode]
Dom Jul 23, 2017 5:33 pm por Toma

» Técnicas de Necalli
Dom Jul 23, 2017 3:33 pm por Necalli

» [Mision E] Tiempos de Desorden (Zalanna)
Dom Jul 23, 2017 2:43 pm por Toma

» [Misión E] Sobras de Pasqua
Dom Jul 23, 2017 9:55 am por Necalli

» Loving Pets! - Confirmación Afiliación Normal
Dom Jul 23, 2017 5:59 am por Invitado

» Caminando Entre Fantasía {Afiliación Elite}
Sáb Jul 22, 2017 2:58 pm por Invitado

» [Misión E] El pulpo mas grande [ Archer - Saya ]
Sáb Jul 22, 2017 12:36 pm por Archer


El foro Fairy Tail Rol basado en el manga y la historia de Hiro Mashima: Fairy Tail. Las imágenes no son de nuestra propiedad; las imágenes se sacaron en su mayoría de los diferentes Arts de Fairy Tail. Agradecemos a aquellos artistas que contribuyeron a los gráficos del foro. La edición de estas fueron realizadas por Necalli.

Las guías, normas, post y demás temas del foro corresponden a sus autores, por favor, se pide que se respeten estos. Agradecemos a todos por su colaboración y hacer posible este foro.


[Privado] Be my guest? [Zalanna]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Privado] Be my guest? [Zalanna]

Mensaje por Nowell el Mar Jul 18, 2017 11:52 pm

El viaje hasta allí había sido más silencioso de lo que le hubiera gustado.

Habían tardado al menos un día en llegar y ya era de noche cuando habían comenzado la caminata por el bosque que los conducía a la ladera de la cadena montañosa cercana al pueblo. Aquel lugar sin nombre, o con un nombre tan poco importante que él nunca se había molestado en recordar, tenía una estacíon de trenes muy pequeña que sólo se usaba en ocasiones particulares y muy pocos trenes llegaban hasta allí. Incluso saliendo desde la aldea y yendo a la ciudad más cercana para tomar el tren, debieron hacer un trasbordo a uno más pequeño para poder llegar a aquel lugar.

El viaja había sido, no iba a ser mentiroso al intentar disimularlo, un tanto incómodo. A pesar de haber creído que las palabras fluirían entre su amiga y él, la realidad era que el silencio se había ganado la mayoría de los momentos. había intentado sacar algunos temas de conversación sin llegar a temas escabrosos, pero las palabras morían a las pocas frases y al final ambos desviaban la mirada sin poder decir nada más.
Klofjer había sido una buena compañía para mantener su mente y manos ocupadas mientras el silencio se extendía, mientras Zalanna dormía en el asiento frente a él como si nada ocurriera y de vez en cuando se levantaba casi de un sobresalto. Nowell había intentado dormir también, pero apenas había podido pegar un ojo desde que se subieron al tren pues en sus sueños al despertar ella ya no estaba y debía comenzar desde cero su búsqueda.

Las pesadillas eran lo único que le permitieron estar vigía en todo ese tiempo y soportar el trayecto hasta su hogar. No había abierto la boca desde que despertó a Zalanna en la estación correcta y comenzaron a andar. Klofjer iba delante de ellos, con el conocimiento del camino grabado en su memoria, e incluso marcaba en algunos lugares los sitios por los que había que tener cuidado al pasar. Por lo demás, el camino marcado entre los árboles estaba libre de vegetación y conducía como una calle hasta la vivienda del mecánico.

Pasó al menos una hora antes de que pudieran divisar la casa construida en un claro. Le edificación tenía dos pisos de altura y techo a dos aguas. Bajo la luz de la luna, todos los colores cálidos con los que estaba pintada parecían fríos y desaturados, dándole el aspecto de una casa abandonada o embrujada. Lo único que distinguía ese sitio de uno desierto era el cartel iluminado por cristales fosforescentes donde se podía leer la palabra "reparaciones" en letras cuadradas y simples.

A medida que se acercaban pudieron distinguir la persiana baja del ocal de abajo, un container con chatarra a un lado de la casa y el jardín un poco descuidado que Nowell aún no entendía cómo debía manejar. El mago se detuvo en la puerta de la casa, a un lado de Klofjer que movía la cola con ánimos, y sacó las llaves de uno de los bolsillos de su chaqueta. Colocó la correcta en el ojo de la cerradura, dio medio giro y la entrada cedió.

La puerta apenas chirrió un poco cuando Nowell la abrió y entró primero, con el perro emplumado tras su pasos, y el joven encendió las luces cuyo interruptores quedaban a un lado de la puerta. Las luz reveló una escalera que llevaba al primer piso donde encontrarían otra puerta y tras ella el living, separado de la cocina por una barra, con sillones avejentados y cobertores limpios.

—Pasa —invitó a la muchacha haciéndose a un lado e indicándole con un gesto que entrara—. Prepararé algo para cenar.



avatar
Nowell
Rango E

Mensajes : 51

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Be my guest? [Zalanna]

Mensaje por Zalanna Maernrae el Vie Jul 21, 2017 1:33 am

Lejos de sus reencuentros imaginarios estaba la realidad que la golpeaba. En sus años cautiva se inventaba esperanzas de que tanto su padre como sus hermanos estaban vivos y fantaseaba los reencuentros, siempre felices, verborrágicos, llenos de vigor y desbordantes de alegrías; le servía para mitigar dolores y, por supuesto, poder seguir hacia adelante. Con el miedo latente de hallar a su madre sin vida, con una realidad de pena o pésimas condiciones (lo que implicaban reencuentros mucho menos felices), la imaginación era un impulso importante.

No podía mentirse diciendo que no había emoción alguna, oh, no, los primeros veinte minutos de hallarse ellos mismos habían sido tan o más potentes de emoción como los que su cabeza había terminado. Pero eso había sido todo: veinte minutos. Luego comenzaron a asomar todas las sombras y los miedos sembrados con los años, los análisis que implicaba ser un adulto luchando por subsistir.

¿Cuánto habían crecido separados? ¿Qué tan diferentes eran sus pasos? ¿Cómo se habían torcido al crecer? ¿Qué tan compatibles podían ser? ¿Cuánto había sucedido en esos años y qué peso tenían para formar a la persona que tenían ahora delante del otro? Todas esas preguntas asaltaban su cabeza apenas se hacía un hueco de silencio entre ellos, apenas terminaba de responder alguna pregunta o intentaba sacar un tema que no duraba más de dos intercambios. No importaba cuánto tiempo hubiera compartido con Nowell, los años ni el haberlo conocido hasta los doce mejor que a ella misma; hoy no podía asegurar que ese mismo chico estaba dentro del hombre que ahora la acompañaba y los miedos no le permitian confiar ciegamente.

Cansada de dar vueltas, agotada de las cuestiones que simulaban madurez, llegó el momento del viaje donde se obligó a dormir. Sería mucho menos incómodo y forzoso para ambos si dejaban de estar obligados a interactuar. Escudada en estar aún dormida, lo siguió con paso vago y en silencio después de que la despertara en la estación final. El aire olía a vegetación y eso parecía purificarle los pulmones. No podía procesar bien el paisaje, con la noche en su auge y la mirada atontada apenas si podía distinguir formas de arboledas.

No fue la vivienda, ni el cartel, ni el container, sino el jardín el que le dió un vuelco al pecho. ¡Tenía un jardín! Como si de un chispazo se tratara, su cerebro comenzó a analizar qué semillas podrían plantarse: ¿Cómo sería el clima? ¿Qué tipo de tierra tendría?

Apretó los puños conteniendo la emoción y se obligó a seguir los pasos de él aunque sus ojos estuvieran pegados a las siluetas del descuidado jardín. Volvió la vista a Nowell cuando la invitó a la casa, pasó y cerró la puerta tras de sí.

- Wow. -Dió un vistazo rápido, notando las escaleras y el entorno en general.- Dime en qué puedo ayudar también. -Adelantó los pasos hasta quedar a poca distancia de él.- ...aún no tengo tanta... Comodidad como para decirte "eh, si, tú, hazme un sandwich"... ¿Soy la única que está un poco incómoda? Es decir, esperaba que encontrarse fuera una explosión de emociones y una química instantánea, pero disipado el shock de verte de pronto me siento como... Una extraña. -Como siempre, no era muy buena en eso de filtrar lo que pensaba. Al menos no sin meditación previa.







avatar
Zalanna Maernrae
Rango E

Mensajes : 49

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.