Conectarse

Recuperar mi contraseña

Lionel Linxpaw
Admin - MP
YUMIKO KOJIMA
Admin - MP
Yureka
Admin - MP
Natsu Dragneel
Admin - MP
YUUKO
Moderadora - MP
KAEL'THAS
Moderador - MP
Merag
Moderadora - MP
Dan Kazami
Moderador - MP

Lacim Tenebris  photo untitled45.png El ultimo cosmos Crear foro
Últimos temas
» [Presentación] Hola,¿qué tal?
Dom Abr 24, 2016 2:28 am por Haruka Nogizaka

» resistanceunison afiliacion normal
Dom Mar 13, 2016 2:24 pm por Invitado

» [Presentación] Me presento.
Jue Feb 18, 2016 4:24 pm por Monkey D. Gandom

» Buenas :D
Lun Feb 15, 2016 10:26 am por Monkey D. Gandom

» Naruto Reliquias Ninja | Élite |
Jue Ene 07, 2016 12:51 pm por Invitado

» Naruto Storm [Afiliación Élite]
Jue Dic 03, 2015 6:19 pm por Invitado

» One Piece Definitive Rol World [Nuevas normas]
Lun Nov 23, 2015 8:37 am por Invitado

» [Sugerencia] Sobre magia.
Jue Nov 12, 2015 11:27 pm por Shane Visford

» [Duda] Una pequeña duda con las técnicas
Vie Oct 30, 2015 8:59 am por Onpu Shimashita

»  Onpu Akuji Shimashita [En Construcción]
Jue Oct 29, 2015 6:16 pm por Onpu Shimashita

» [Social Privado] Fiesta~
Sáb Oct 17, 2015 4:32 pm por Kougyoku Ren

» [Entrenamiento] Dicen que las miradas matan, o estafan
Sáb Oct 03, 2015 7:58 pm por Takumi

» Ilya Sladivgorod Ivanova (en construccion)
Mar Sep 22, 2015 10:37 am por Ilya Ivanova

» PubliForo - Invitacion
Lun Sep 21, 2015 12:15 pm por Invitado

» Ficha Aurionel
Lun Sep 14, 2015 1:40 am por Kael’thas Sunstrider


Mision Rango C: Templo de Freya

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mision Rango C: Templo de Freya

Mensaje por Yureka el Sáb Abr 20, 2013 12:07 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Una larga calle desolada. Una planta rodadora podia verse circulando a lo lejos entre juguetes y diversos objetos tirados en las calles durante las evacuaciones de sus residentes.

Al principio del camino, con su espalda dando hacia las largas llanuras, Yureka se encontraba observando con seriedad la misma. La escena le daba una extraña sensación de deja-vu que no podia explicar... Que recordara, nunca habia visitado la zona o escuchado de ella. Y mucho menos habia sido participe de una evento similar en el pasado... Si de situaciones de gravedad y desastres, pero nunca de tal magnitud.

Avanzo con lentitud agradeciendo por dentro al asqueroso sujeto que lo habia alcanzado en su carreta hasta las afueras del pueblo. Por desgracia no contaba ese dia con su confiable y horroroso cochero, por lo que deberia de evitar de ser posible cualquier tipo de traslado a larga distancia.

"La mision no hablaba nada de traslados... Si es tan solo mantener una posta y defenderse, con Ara tengo mas que suficiente" murmuró mientras daba un paso cauteloso frente al oscuro umbral de una casa junto al camino. Podia escuchar una respiracionfuerte, pudiendo sus ojos delimitar en la penumbra una extraña figura dormitante en un rincon...

"M-mejor no..." dio un paso atras y continuo su camino. Ese tipo de bestias de seguro terminaria desapareciendo una vez que la torre estuviera terminada, no habia porque molestarse con ellas.

Ya desde su posicion podia ver a lo lejos los andamios y estructura de la imponente construccion que se alzaba mas alla de los techos de las casas. Segun habia leido estaban usando unos materiales muy especiales y caros para la misma, sin lugar a dudas la iglesia de Freya debia de ganar mucho con la presencia del faro en dicha locasion. Mas fieles gracias a su desinteresado acto y quizas algun tipo de beneficio economico al abrir nuevas rutas de traslado para mercaderes o algo similar.

Tras unos minutos de caminata, sintiendo ya a sus piernas latir y quejarse del dolor, llego al fin frente al edificio en cuestion. Cientos sino miles de ladrillos blancos refulgentes se encontraban apilados por doquier junto a elementos de construccion variados. No cabia duda, era el lugar pero...

"No hay.... constructores?" se sorprendio, mirando a ambos lados confuso. Debian de estar por alli en algun lado o acaso... habia llegado muy tarde y los monstruos acabaron con ellos? Lo encontraba por demas dificil de creer pero no imposible, aunque hubiera esperado que si los clerigos de Freya los contrataron para dicha tarea eran minimo sujetos fornidos que sabian cuidarse por si solos.

"Presiento esta mision no me traera nada mas que dolores de estomago y ganas terribles de vomitar... Para nada mi tipo de ambiente" suspiro con tan solo la idea de lo que le aguardaba. Monstruos asquerosos y hombres sudorosos! Las cosas que mas odiaba! Rogaba que su compañero o compañera de mision hiciera esto mas tolerable, pero conociendo su suerte sabia que sin lugar a dudas nada bueno le aguardaba...




Spoiler:

Lio te quiero!:


Técnicas

Yureka
Mago Clase B
Mago Clase B

Magia : Magia Celestial
Mensajes : 1097
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Mision Rango C: Templo de Freya

Mensaje por Neku Sakuraba el Lun Ago 12, 2013 3:11 pm

Neku estaba tomando un pequeño respiro luego de la secuencia de ataques. Tener a Necho en su forma de Aura Lion, sumado al boomerang, mantener a Rhyme en forma física y la envestida, eran cuatro pines diferentes a la misma vez y era algo que jamás había logrado hacer en su vida. Ciertamente creía estar volviéndose más fuerte pero, como había dicho con anterioridad, su débil cuerpo compensaba con su gran cantidad de magia. Estaba seguro que podía hacer más cosas al mismo tiempo si se lo proponía, usando el poder de su mente y sus objetos, pero ahora mismo no quería arriesgarse, estaban en un buen aprieto.
Entonces observó que algo volaba hacia él, asustado por lo inesperado del asintió se apartó, una lanza se clavó en el suelo. Yureka, ahora transformada en una especie de valkirya muy bonita, corría hacia él, por lo que dedujo que quería que tomara aquella arma. Con dificultad la sacó del suelo, simplemente era demasiado pesada para él, pero haría lo posible para sostenerla, ahora, a olvidarse que pudiera pelear con ello, simplemente era imposible, sus aptitudes físicas no daban ni para correr durante cinco cuadras, menos para sostener un arma de acero.
Necho, en forma de león, se acercó a ellos deshaciéndose de una nueva bestia y los observó sin comprender, Yureka le hizo una seña de que subiera a Neku y, asintiendo, el enorme animal saltó hacia su amo, deshaciendo el traspaso de magia por su cuenta en medio del aire para recobrar su forma habitual y caer en los hombros de su dueño, sonriendo y emitiendo un maullido metálico divertido, característico en él. Rhyme, viendo que se estaban por marchar, desapareció regresando a su pin por cuenta propia también.
Antes de que Neku pudiera quejarse de algo o siquiera preguntar cuál era el plan de la muchacha, ella lo tomó de la cintura y comenzó a aletear, elevándose. De por si el mago era menudo, flaco y no muy alto, lo que lo hacía mucho más liviano de lo que aparentaba, sin embargo, la lanza era otro problema, mientras volaban, él tenía que cargarla, pero no podría hacerlo por mucho tiempo.
Entonces se le ocurrió una idea, ¿Cómo no lo había pensado antes? Activando el pin de Telekinesis soltó la lanza, aligerando el peso incluso más. La misma, voló a su lado, controlada por la mente del muchacho. Nunca había creído que podría usar un arma de aquella manera pero, ciertamente, era mucho más cómodo. Manipulándola con una mano extendida esta se transformó, varias veces, en su salvación, pues mientras la joven Yureka se encargaba de sortear los diferentes túneles, Neku se encargó de una buena defensa. Las hormigas eran cientas, salían de todos lados, habidos y por haber. Cada vez que se acercaban demasiado la lanza atravesaba sus rostros, cortaba sus patas y las golpeaba para desestabilizarlas. Si bien para su telekinesis el peso no era mucho, la fuerza para repeler a las bestias era algo bastante complicado. Ayudaba el dejarlas atrás con velocidad, pues no podían compararse al vuelo de la ahora valkiria, pero a la vez eso no quitaba que tanto su cuerpo como el de ella se vieran afectados por diferentes cortes o raspones de un roce con la roca, un mostruo que lograba alcanzarlos...
Entonces doblaron una última esquina, adelante se podía ver el final de un túnel ¿Sería acaso la salida? había luz, cierto, pero podía ser tranquilamente confundida con otra cámara subterránea, concentrado en el ir y venir y en protegerse a él, a Necho y a Yureka, no notó si habían subido, bajado, si habían pasado recámaras importantes o no, si se habían dirigido a la salida para escapar y dar por anulada la misión, pues claramente era demasiado para ellos, o la joven maga tenia otras cosas en mente. Fuera lo que fuera, estuvieran donde estaban, Neku claramente comprendió lo que sucedía al salir volando de aquel intrincado tunel.





Neku Sakuraba
Mago Clase A
Mago Clase A

Magia : Magia de Objetos
Mensajes : 462
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision Rango C: Templo de Freya

Mensaje por Yureka el Dom Ago 18, 2013 6:27 pm

Una luz  verde por un momento le encandilo por completo su vision y seguidamente... pudo sentir como las fuerzas dejaban por complete su cuerpo al procesar su mente la imagen frente a él.

"Que ray---" musito, trabandose las palabras en su garganta. Su avance se habia detenido por completo tras tan solo salir un par de metros de la gruta. Se suspendia en el aire, a unos 10 metros del suelo con sus alas batiendo lento con el suficiente esfuerzo como para no caer con fuerza, pero sin poder evitar el descenso lento pero inminente hacia el suelo.

Su mente a penas si podia procesar completamente la imagen de la habitacion, pero la poca informacion que ya habia llegado era suficiente para dejarle atonito. Era una enorme habitacion, bueno, de habitacion solo tenia el nombre ya que no encontraba otra palabra con que describirla. Media unos 50 metros de alto, sino más, y con un ancho de un tamaño similar. Y aunque esas medidas eran sorprendentes, mas aun era su contenido.

Ocupaba la mitad del ancho y casi por completo el alto, dejando una sensacion de claustrofobia a pesar de quedar suficiente espacio libre en la cueva. Dos pares de protuberancias mas largas en la parte superior e inferior y unas mas pequeñas en el centro, junto a otra larga y afilada que salia entre las protuberancias inferiores. Piel negra y brillante, de una composicion claramente mas dura que la del simple metal. Algo que solo podia describirse como una cabeza se alzaba en la parte superior de la maza. Tenia la apariencia de una cabeza, una boca con filosas fauses y una gran "corona" de aquel negro material adornando su parte superior, e incluso presentaba leves movimientos de respiracion... pero el cerebro del mago se negaba a definirlo como una cabeza. Era un tamaño descomunal, ridiculo, y por ende producia una negacion inconsciente en el chico.

"Oi, que rayos hacen aqui?!" se escucho una voz de hombre resonar con fuerza, obligando al mago a bajar su mirada y notando a un grupo de personas alrededor de la bestia. Eran unos 10 hombres, mitad sentados y mitad parados y de diversas edades y rasgos fisicos. Pero todos tenian un rasgo en comun: sus ropas, una tunica, larga y roja que les señia, con un bordado en plata en forma de un rombo pero cuyas puntas no se conectaban.

Gyyyyyyyyyyyyyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!

Un chirrido estridente inundo la habitacion, seguido de una sacuidad de la cabeza de aquel gigantesco ser que produjo un temblor al chocar con la pared opuesta a los magos. En un instante, decenas de aquellas hormigas comenzaron a aparecer por los hoyos que conectaban con esa cueva en respuesta a aquel grito de auxilio.

"Maldicion-- Rapido! Los cristales!" grito el sujeto que les habia hablado hacia unos instantes con voz de mando. Los 5 hombres sentados estiraron sus manos al frente e inmediatamente unos cristales verdes incrustados en la cabeza y torso de la bestia comenzaron a brillar con fuerza, haciendo que la gigante bestia cese su plegaria de ayuda.

Como si la gasolina se les hubiera acabado, las hormigas que entraban como desaforadas se pararon en el acto y, dando un giro de 180°, salieron por las grutas por las que habia entrado. Con aquellos cristales brillando, iguales a aquellos que habian visto al entrar, pudieron divisarse unas gruesas cadenas negras que envolvian al monstruo y lo mantenian sujeto contra la pared.

"Una... marioneta...?" murmuró Yureka, mordiendo su labio. No habia que ser un genio para darse cuenta que sucedia alli. Pero como para reasegurar sus pensamientos, el unico hombre que habia hablado hasta el momento volvio a girar en su direccion y les dirigio la palabra.

"Bueno, sabiamos que habian intrusos en los tuneles pero nunca pense que llegarian hasta aqui." Su tono de voz era elocuente y caminaba con seguridad hacia el frente. Hacia ademanes con sus manos cubiertas en anillos para realzar sus palabras, y era seguido de cerca por los otros 4 sujetos que no estaban sentados.

Pudiendo ahora mirarlos con cuidado, podia notar que el emblema de aquel al frente estaba bordado en oro en vez de plata, y tenia incrustaciones de esos cristales verdes en anillos y colgantes varios. Su pelo era blanco y su piel palida, pero no habia ningun atisbo de vejez en su cara. Era fornido, pero se notaba claramente que no era a causa de tener grandes musculos. Si debia describir su apariencia en pocas palabras... diria que representaba el clasico lider religioso adinerado.

"Desgraciadamente, no tenemos suficiente control sobre esas nefastas criaturas para darles comandos muy especificos y, sinceramente, nunca creimos que alguien pudiera superar esos numeros, fuimos demasiado necios" Aunque las palabras podian denotar un autoreflexion apenada ante una falla, una sonrisa confiada se mantenia en el extraño clerigo y su mirada se mantenia en alto, mirandoles como a otro mas de esos insectos que plagaban los tuneles.

"Asi que bueno, niños, no me importa quien sean ni a que han venido, pero a la iglesia de Embiyu no le gustan los testigos." chasqueando los dedos, los otros 4 hombres comenzaron a concentrar poder magico y a crear hechizos. "Tendran al menos el placer de ser asesinados personalmente por clerigos del gran Embiyu, asi que tendran algo de lo que jactarse en la otra vida"

Spoiler:
off:




Spoiler:

Lio te quiero!:


Técnicas

Yureka
Mago Clase B
Mago Clase B

Magia : Magia Celestial
Mensajes : 1097
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision Rango C: Templo de Freya

Mensaje por Neku Sakuraba el Lun Ago 26, 2013 1:25 am

Ni Neku ni Necho necesitaron ocultar su sorpresa al salir por la cueva. las hormigas que estaban por detrás ya no se veían, como si aquella sala las hubiera espantado de sólo estar a la vista, aunque él también se habría espantado al ver semejante cosa frente a ellos. Se trataba de una criatura increíblemente grande, tanto como la misma cueva que la contenía. Poseía un enorme rostro similar al de un alien y un cuerpo incomparable a cualquier otra criatura que Neku hubiera visto jamás. Cualquiera podría pensar que eso podría tratarse del rey del lugar, aquel que controlaba a todas las criaturas. En realidad no lo sabía con certeza, pero su mente, de pura necesidad de una esperanza, se ató a ese pensamiento. Si era sólo un soldado como las demás criaturas, y había más de ellos, entonces su mente moriría junto con su fuerza de voluntad. No sabía cuánto más podría soportar.
A medida que Yureka iba descendiendo Neku notó a un montón de personas debajo de la criatura, vestían túnicas distintivas y Neku contó al menos diez. Parecían como si fueran una secta adorando a su Dios. ¿Serían ellos los responsables de semejante desastre o acaso era la criatura quien los obligaba a servirla? Descartó la segunda opción cuando escuchó a uno de los hombres hablar. Parecía confiado en su tono de voz, como si ellos se tratasen de una molestia.
Entonces la criatura pareció cobrar vida y moverse, lanzó un chillido que hizo que el mago y su mascota se tuvieran que poner las manos en los oídos, incluso con los auriculares puestos el chillido pareció perforarle los tímpanos, era simplemente insoportable. Pero lo que para ellos sería una pauta para huir, para cientos de criaturas como las que habían tenido que afrontar con anterioridad era un llamado de auxilio. Hormigas y criaturas entraron al recinto en manada dispuestas a luchar, pero al parecer no podían ser controladas, pues los hombres activaron unos cristales en la criatura, esta volvió a estar en silencio y, como por arte de magia, los enemigos desaparecieron por donde habían llegado. ¿Eran humanos transformados? ¿Eran simples criaturas descerebradas? Lo único que Neku sabía de seguro es que eran muchas, muchísimas, y no pudo evitar sentir alivio cuando se marcharon.
Sin embargo, los problemas no habían acabado. El joven tocó el suelo mientras el jefe de lo que parecía esa secta (¿Como lo habían llamado? ¿Embiyu? ¿Equiyou?) daba una pequeña perorata de esas que, en general, eran innecesarias y le importaban tan poco. Había pocas cosas que eran realmente importantes: Esos eran sus enemigos. Controlaban a la criatura. Los superaban en número.
Necho descendió al suelo, soltándose de su amo, y bufó molesto. Estaban, nuevamente y de forma clara, en desventaja. Aún flotando gracias al poder de telekinesis del muchacho, la lanza fue devuelta a manos de la joven valquiria alada, dueña de la misma, mientras los ojos de Neku se volvían fríos y calculadores. Salían de una sólo para meterse en otra más difícil y ahora cuatro magos se preparaban para lanzar sus hechizos.

- Esto ya es molesto. Nunca más vuelvo a hacer una misión contigo.

Se quejó hacia Yureka. En realidad no tenía motivos para agarrársela con ella esta vez, pero necesitaba descargar tensiones por algún sitio, y saber que podía llegar a morir con esa inútil maga de Blue Pegasus a su lado lo reconfortaba un poco.... tal vez...
Corrió hacia adelante dos pasos, alargó sus dos manos con las palmas hacia el suelo e hizo un movimiento brusco hacia abajo con ellas, activando el poder de otro de sus pins la tierra comenzó a moverse a su alrededor.
Los que estaban de pie cayeron sentados, las piedras que no tenían un buen agarre en el cielo raso cayeron peligrosamente al suelo a su alrededor y los hombres, para protegerse de algo como esto, tuvieron que cesar sus ataques momentáneamente antes de que fueran lanzados. Neku volvió a una posición estable a los pocos segundos. Eso podía distraerlos, pero tampoco por demasiado tiempo, pronto volverían a atacarlos y entonces ¿Qué harían? Si derrotaban a los magos la criatura llamaría a miles iguales. Si lograban derrotar a la criatura nada les garantizaba que las cosas volverían a la normalidad, sin contar que aun tendrían que ligar con los magos... Neku apretó los dientes sin saber qué hacer.





Neku Sakuraba
Mago Clase A
Mago Clase A

Magia : Magia de Objetos
Mensajes : 462
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision Rango C: Templo de Freya

Mensaje por Yureka el Dom Sep 01, 2013 5:20 pm

"Primera vez que estamos de acuerdo, gusano kun" respondio con sinismo a las palabras de su compañero, al tiempo que apretaba con fuerza la lanza que habia sido devuelta a su mano. Sentia que su fin parecia acercarse... y sin duda era algo reconfortante no caer solo, aunque fuera con un hombre cochino horrendo e inutil.

Planes de ataque, dialogos extra o miradas estaban de mas. Ya habian pasado varios incidentes desde el inicio de la mision. Lo siguiente a hacer era por demas obvio...

Ni bien Neku dio un paso al frente, Yureka saco de su bolsillo una llave de plata con una incrustacion de rubi y alzo su voz con rapidez. "Abrete puerta del pretendiente al trono, Leo Minor!" no espero siquiera que aparecieran esas palabras en su cabeza, tan solo las dijo, de un tiron y giro la llave en el aire.

Una luz cegadora aunque pequeña aparecio frente a él, al tiempo que la magia del gusano impactaba contra el grupo de magos y les derribaban. Dos proyectiles de luz, un pajaro de tierra y un disco de hielo salieron disparados a las paredes a causa del trastabilleo de los clerigos. El lider, dando un giro en el suelo, se puso de pie con rapidez y alzo ambos brazos al cielo, comenzando los cristales en sus accesorios a brillar de un verde intenso.

Sin tiempo para averiguar que implicaban el brillo de esos cristales, el mago alzo su mano  izquierda mientras tomaba con la derecha al pequeño ser que aparecio con su invocacion.

"Remitimus!" grito, saliendo volando una flecha de luz de su mano alzado con direccion al sacerdote lider. La frente de este se lleno de sudor al ver al proyectil acercarse con velocidad... y pasar rozando su oreja. Una sonrisa de alivio se dibujo en su unos instantes, hasta que momentos despues escucho el grito de uno de los sacerdotes arrodillados frente a la gran bestia chillar de dolor.

Yureka sonrió victorioso y, dando un giro para hacer uso de la fuerza centrifuga, lanzo con fuerza a su espiritu como si de una bola se tratase al tiempo que este gritaba "Onee chan?"o. Por dentro, el mago hacia una plegaria de disculpa a su "hermanito", pero no tenia tiempo que perder. El factor sorpresa lo era todo.

"Minor! Praecipua!" grito con todas sus fuerzas, transformandose al instante el pequeño leoncin en una bola en llamas que, tras unos segundos de vuelo... BAM! Impacto con fuerza en el torso de la gigantesca bestia, dejando llamas sobre esta.

Lo siguiente que sucedio fue todo repentino y simultaneo... Los ojos gigantes alados comenzaron a entrar como moscas por los tuneles, al tiempo que un temblor sacudio la cueva seguido de otro chirrido atronador del titan negro envuelto en cadenas. Una sonrisa victoriosa del sacerdote en jefe cambio al instante en una de preocupacion, al tiempo que sientos de hormigas inundaban las cuevas, comiendoze a dos clerigos del grupo de ataque y 3 del grupo alrededor del titan.

Con un movimiento de mano del fornido sacerdote, los ojos comenzaron a caer en picada sobre las hormigas, comenzando una batalla campal entre ambas especies. Temblores sacudian la cueva a cada instante con cada sacudida de la gigante bestia que intentaba liberarse de sus ataduras.

El momento de la verdad habia llegado... Dando una patada contra el suelo, Yureka salio disparado hacia el frente con su lanza fuertemente agarrada en ambas manos. Era todo o nada!




Spoiler:

Lio te quiero!:


Técnicas

Yureka
Mago Clase B
Mago Clase B

Magia : Magia Celestial
Mensajes : 1097
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision Rango C: Templo de Freya

Mensaje por Neku Sakuraba el Jue Sep 05, 2013 2:57 pm

De repente las cosas se volvieron un tanto desesperantes. Los bichos voladores aparecieron, las hormigas volvieron a escena y se desató una batalla campal, literalmente, dentro de la cueva. Sacerdotes y bestias, terrestres y voladoras, todas luchaban entre si sin bandos ni estrategias ¿El objetivo? por ahora, sobrevivir. A Neku no le extrañaba que esto sucediera, las criaturas eran tontas e incluso las mismas hormigas se habían peleado anteriormente entre ellas sin recelo alguno. Lo que verdaderamente le preocupaba era que tanto él como su fiel amigo y mascota estaban en medio de ese desastre y Yureka los había dejado solos, volando a alta velocidad hacia el monstruo descomunal atado con cadenas. No es que le molestara que lo haya abandonado allí, tampoco el hecho de que fuera solo a pelear, estaba más que nada preocupado por la situación pues, como todo ser humano, realmente quería salir vivo de esta. Si quería que las cosas terminaran bien, entonces tendría que sumarse al asedio, por mucho que odiara esto.
"Esos sacerdotes fueron realmente idiotas si creyeron que eran capaces de controlar algo como esto. ¿Qué tienen en el cerebro estas personas? Hubiera sido mejor si nacía siendo algo como Necho, hubiera tenido una vida más sencilla" pensó con un suspiro antes de lanzarse hacia adelante en carrera, hacia la bestia que sacudía la cueva con cada movimiento.
Necho lo siguió de cerca y ambos esquivaban como podían a los monstruos que, gratamente, estaban concentrados en masticar algo más grande y con algo más de carne que ellos.

- Necho, No podemos subir tan rápido con Yureka a la cabeza de esta cosa, así que vamos a distraerlo un poco y dar una mano.

El gato maulló de acuerdo y, cuando ambos llegaron a los pies de aquella bestia, casi sin detenerse, Neku activó nuevamente uno de los prendedores que había usado con anterioridad.
Tres pilares de hielo se alzaron desde el suelo uno detrás del otro exactamente debajo del pie de aquel monstruo. Al parecer, aquella escamosa armadura no la poseía en la planta de esas patas terminadas un tanto en garras, porque si bien uno de los pilares acabó destrozado, los otros dos se incrustaron en la carne ajena, haciendo que sangre verde y viscosa saliera de la planta de aquella pata y el monstruo soltase un alarido similar a un chillido espantoso. Neku, incluso con los auriculares y música al máximo para evitar el ruido exterior, pudo escucharlo con claridad.
Ahora el problema era subir y ayudar a Yureka allí arriba pero ¿Cómo? ¿O acaso era mejor quedarse allí abajo y proveer un poco de distracción? En todo caso, observó a Necho. necesitaría su forma de león una vez más pero ¿Acaso el pequeño felino podría soportar el cambio una tercera vez? El mago chistó, sintiéndose ahora él el inútil. ¿Qué más podía hacer? ¿Qué tanto estaba dispuesto a arriesgar?





Neku Sakuraba
Mago Clase A
Mago Clase A

Magia : Magia de Objetos
Mensajes : 462
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision Rango C: Templo de Freya

Mensaje por Yureka el Dom Oct 13, 2013 2:19 pm

Al ver a su compañero salir disparado hacia la bestia, Yureka chasqueo la lengua con fuerza. Ese idiota inutil! La idea era enfurecer a al bestia para que saliera de control, no atacarla! Claramente, el gusano ese tenía un deseo de muerte. Sino tuviera las manos ocupadas con la lanza, su cara hubiera estado roja del gigantesco facepalm que habria hecho en reaccion al accionar del otro mago.

Dando otro chasquido, con el maloso jefe a distancia casi cero, dio otro fuerte aleteo y se limitó a empujarlo a un lado con la esperanza de que las hormigas se encargasen de él. Un grito de terror de una voz ligeramente similar a la de este pero más aguda llego a sus oídos casi como confirmación, pero la falsa Valkiria no tenía tiempo para comprobar o deleitarse en aquel hecho.

Encontrando inutil el atacar en el mismo lugar que Neku, el mago celestial dio un fuerte pisotón y batiendo sus alas despegó vuelo, algo que en verdad hubiera querido evitar...

El aire estaba infestado de aquellos extraños ojos alados! Si bien estaban muy ocupados con la infinidad de hormigas que los asaltaban desde el suelo o que les caían del cielo como proyectiles, no dejaban de ser un peligro para surcar el aire con tranquilidad. Sumado a que la altura de la bestia no era algo que podia llamar pequeña...

Dando un par de giros alternando su trayectoria con leves movimientos de sus alas, el mago llego al fin a su destino. En el camino habia podido notar como su espiritu seguia invocado tratando de morder en vano la dura coraza de las piernas de la 'hormiga' reina. Mal que le pesase, no tenía el tiempo de sacar la llave y mandarlo de vuelta al mundo espiritual. Tenía un problema mucho mas grande ahora que tratar...

"... Y ahora que?" murmuró, volando a tan sólo unos metros de la gigantesca boca negra que permanecia abierta soltando chillidos de dolor y furia. Habia usado mucho poder mágico en el último rato, por lo que más invocaciones estaban fuera de la cuestión, sumado a que ya habia usado Remitimus... Su unica arma propiamente dicha era la lanza agarrada con fuerza en sus manos y no era algo que pudiera romper la coraza exterior de la bestia... La coraza exterior...

"... No me gusta para nada a donde estas yendo, cerebro" murmuró fastidiado con su propia línea de razonamiento. No es que tuviera otra opción tampoco... Morir ahora o en unos minutos, habia diferencia?

Sin dejar que su cerebro terminará de comprender aquello que iba a hacer o la situacion por demas tragica y desesperante en la que se encontraba, batió sus alas nuevamente para tomar un poco de altura e inclino su espalda hacia atras para asi dar un giro y ganar momentum para...

Fiuuuuun!

Zambullirse como una flecha en la boca del monstruo con su lanza al frente. Era apostar todo en ese ataque. Suicida o no, no veia mas chances en esa situacion.

Engullido por las grandes fauces, la oscuridad inundó su vision por completo, pero su lanza, para su alivio, no encontró resistencia alguna y atravesó el paladar superior del monstruo como si de mantequilla se tratase. Continuo su avance por la gigantesca cabeza, rodeado de una sustancia biscosa que, tras unos instantes, trabó su lanza y llevo su embestida a un paro.

Sentia su piel en llamas, toda y cada parte de su cuerpo. Pero no podia parar, no ahora... Era todo o nada!

Soltando su lanza, Yureka continuo avanzando, agitando sus brazos y piernas y dando brazadas desesperado. El dolor era tal que no podia pensar ni gritar. Sus ropas se desgarraban más y más, pudiendo sentir su piel derretirse y sus alas desplumarse. Su armadura de plata completamente negra reaccionando a aquella extraña sustancia.

Una luz comenzó a penetrar en ese mar de biscocidad, dándole esperanzas. Era tan sólo un hilo de luz, pero era suficiente para él y, aunque no lo sabía, él mismo era autor de esa abertura que se habia creado por la presion de su entrada en aquel extraño cráneo.

Estirando su mano, la saco por la abertura e impulso su cuerpo fuera de la bestia con lo que quedaban de sus fuerzas. Más fuerza de voluntad que fuerza física en verdad.

Dio una bocanada de aire forzada y se desplomo sobre el cráneo inerte de la misma. Sus alas inútiles sin plumas y su cuerpo a penas cubierto por trapos derroidos y una armadura ennegrecida que hacia instantes brillaba lustrosa. Si, instantes. Lo que él sintió como una eternidad no fue más que un par de segundos.

Alzó su cara, toda deformada, con su piel dejando su carne al descibierto y ausente de cualquier atisbo de belleza. Su labio inferior casi completamente ausente dejando sus dientes al exterior. Las hormigas se habian detenido por completo... Lo habia logrado--

Gyaaaaaaaaaaaahhh!

Nuevamente el chirrido atronador inundó la cueva y la cabeza donde reposaba el rubio (aunque casi sin cabello) se sacudió con fuerza casi tirandolo por los aires.

La desesperación inundó a yureka. No... No era posible. Seguia vivo? Como?! Porque?! Hania sido todo en vano?!

"Hiiiiiiiinnnnnnnnnnnnnnn!!!"

Un fuerte grito resono en la cueva y tapo casi por completo el rugido de dolor de la bestia, como si descartara como inutil cualquier intento de resistencia de la misma. Acompañado de este, una figura cayo del techo y paso frente a la hormiga reina, con un hacha de batalla fuertemente aferrada en sus manos, clavandose con fuerza contra la tierra al momento de impactar contra el suelo. Y en el siguiente instante...

Un hilo de luz rojo atravesó a la bestia de arriba a abajo justo en el medio, haciendo que el mago celestial contuviera la respiracion. Como si de una linea guia se tratase, la bestia comenzo a separarse siguiendo aquella marca que no paraba de brillar. Casi parecia que con cada instante brillaba con mas y mas fuerza.

Pero aun asi... un chirrido volvio a inundar la cueva haciendo que las hormigas nuevamente sigan su ataque masivo. Era como si la gigantesca hormiga estuviera estableciendo que no caeria asi como asi.

El recien llegado suspiro y llevo su hacha sobre su hombro. Estaba ceñido en una tunica roja como las de los clerigos, con el mismo extraño simbolo en su espalda y pecho. Llevaba en su cabeza una galera y un monoculo en su ojo izquierdo, sin duda una extraña combinación con su arma, pero mas extraña era su cabeza en si... Tenia una cabeza de caballo! Las partes de su cuerpo que podian verse a pesar de sus ropas presentaban pelo como estos animales, y sus pies, carentes de zapatos, mostraban unos cascos negros como los de estas bestias.

"Como osas resistirte al ataque del gran mi, hiiii?" magullo con desden y altaneria mirando al monstruo que se mantenia con vida.

off:

hombre caballo (agregale bombin con imaginacion):





Spoiler:

Lio te quiero!:


Técnicas

Yureka
Mago Clase B
Mago Clase B

Magia : Magia Celestial
Mensajes : 1097
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision Rango C: Templo de Freya

Mensaje por Neku Sakuraba el Dom Nov 10, 2013 1:54 pm

Todo sucedió demasiado rápido que, a pesar de tener una mente veloz, a Neku le costó horrores procesarlo. habría que ir por parte en los sucesos, los cuales el joven no pudo asimilar a tiempo, quedando en la absoluta parálisis no sólo pro la sorpresa, sino también por lo aleatorio e increíble de aquella situación.
Ya de por si el ser atacado por cientos de hormigas y ojos voladores en frente de un monstruo colosal era algo salido de lo común, sobrevivir ya le estaba costando bastante y a pesar de que tuvo un intento de mínimo compañerismo, las cosas no habían salido como se lo esperaba. Su idea principal había sido distraer a la gran bestia para que Yureka atacara y resulta que había acabado enojándolo. ¿Contaba eso como distracción?
Dudoso de su trabajo, tomó a su gato y salió corriendo del lugar a pesar de tener un pésimo físico para este tipo de situaciones. Pasó un par de hormigas, esquivo de pura suerte a una tercera y tuvo la gracia de ser pequeño y deslizarse por debajo de alguno de los tantos monstruos. Entre idas y corridas con deseos de escapar, así como algún que otro ataque para evitar ser picadillo, el joven se refugió tras una enorme roca cercana a una de las paredes de la cueva, en las cuales las hormigas, gracias al cielo, no parecían haber recaído. Se permitió sólo allí tomar un descanso. Su respiración se encontraba agitada, los músculos de sus piernas estaban ya agarrotados y su corazón no paraba de latir lo que, considerando la situación, era algo bueno. Al menos estaba vivo.
Se volvió sobre si mismo para mirar por encima de la roca, al observar hacia arriba notó cómo Yureka se lanzaba hacia la boca de la enorme bestia. ¿Estaba loca, verdad? ¿Acaso se había dado por vencida y buscaba una muerte rápida? Nunca la perdonaría por dejarlo solo en ese sitio si hacía ello, Necho y él no tendrían posibilidades de sobrevivir y, por su reputación, no podía darse el lujo de fallar otra misión.

- ¿Quién nos ha mandado a meternos en esto, Necho? Se suponía que iba a ser una misión sencilla...

El gato maulló, recostado a un costado con todas las patas abiertas en distintas direcciones, ya no podía hacer nada más. Neku había perdido la esperanza de transformarlo en León nuevamente para escapar, el pequeño estaba demasiado cansado. Las cosas no se veían bien.
Entonces se vió obligado a cubrirse los oídos incluso con los auriculares puestos, un chillido inundó nuevamente el aire a la vez que veía, de manera diminuta, que la joven rubia salía de la cabeza del monstruo. ¿Así que ese había sido su plan desde un principio? Desde fuera la coraza podía ser irrompible, pero por dentro la carne era blanda y frágil. Apostaba a que atravesarle el cerebro habría de ser suficiente. Aquel monstruo gigantesco moriría pronto.
El mundo pareció detenerse. Las hormigas dejaron de pelear, los ojos voladores se mantuvieron tranquilos en el aire y por un instante la esperanza se alojó en su corazón de manera errónea, pues lejos de morir, la bestia agitó su cabeza, haciendo que Yureka cayera en caída libre. Desde esa altura, si golpeaba el suelo, seguro perdía la vida, no que fuera la primera situación similar del día.

- Vuela... ¡Vuela Ya!

Pero no parecía estar reaccionando. Yureka no podía volar. Soltando un chasquido Neku rodeó la roca y volvió a correr ¿Qué estaba haciendo? siquiera lo había pensado, había actuado por impulso y se maldecía por ello, pero ya no podía parar, si dudaba podía meterser en un grave problema. Las hormigas estaban más quietas por lo que hacer un camino fue sencillo, el joven de cabellos naranjas parecía pasar desapercibido.
Estaba a treinta metros, veinte metros... no, no llegaría, Yureka impactaría antes. Activando el pin de Psicokinesis al último momento, esforzándose al máximo en su concentración, Neku logró detener a la muchacha en el aire por dos segundos, suficiente para colocarse debajo, extender ambos brazos y recibir su caída.
Pero tampoco había pensado en ello, y tuvo en cuenta demasiado tarde de que su fuerza física era casi, por no decir completamente, nula. Por el peso de la joven con su armadura sus piernas cedieron, y quedó debajo e la joven, aplastado contra el suelo.

- ¡Ey, Yureka! ¡Responde de una buena vez! ¿Sigues viva, no? ¡Quítate ya que no ha acabado!

Entonces el chillido ahogó sus protestas, uno nuevo, proviniente de la criatura. Al levantar la vista Neku vio a semejante bicho partido en dos y frente a él un hombre caballo con un hacha y ropas salidas del ambiente urbano. Bien, aquello no podía ponerse más raro, si salía de allí con vida se tomaría una semana de vacaciones, con gente normal, en sitios normales.





Neku Sakuraba
Mago Clase A
Mago Clase A

Magia : Magia de Objetos
Mensajes : 462
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision Rango C: Templo de Freya

Mensaje por Yureka el Dom Nov 24, 2013 2:05 pm

Sacudido por la bestia, Yureka comenzo a caer con fuerza hacia el suelo en caida libre. Sus alas completamente inutilizables, su cuerpo todo destrozado, sabiendo en su interior que aunque fuera una forma prestada por Vulpecula, el dolor perduraria aun cuando la tecnica finalizase. Y todo para no lograr nada...

El piso se acercaba cada vez mas rapido y de forma inevitable. Cerrando los ojos, el mago se preaparo para lo peor. Pero... en el segundo que esperaba el impacto, se encontro con su caida completamente suspendida, haciendo que abra nuevamente los ojos como si tuvieran un resorte.

Fue solo una esperanza efimera, volviendo a caer nuevamente unos instantes despues, aunque siendo amortiguado para su sorpresa con una superficie blanda... y encima que hablaba!

"Callate... maldito gusano... kun, si pudiera... me moveria...y te patearia..." musito con tono despectivo entre jadeos, tratando en vano de mover su cuerpo.

Podia sentir unas manitas a su lado tirando de él que suponia que eran las de Leo Minor (no sabia en que momento habia llegado a su lado), pero estando como peso muerto tirado en forma perpendicular al cuerpo de Neku, poco y nada podia hacer el espiritu para sacarle de encima.

"Van a estar mucho tiempo asi o que, hiin? No comparto el estilo de vida de los indigentes (los prefiero los mas lejos posible del gran Yo), pero no creo que sea el lugar mas indicado para tirarse a descansar, hiin." Les dirigio la palabra el extraño caballo con tono altanero, agitando como si nada su hacha esta vez en forma oblicua en direccion a la bestia gigante.

Una nueva marca roja aparecio con la forma de la trayectoria del hacha sobre la hormiga reina, separandola en 4 trozos y haciendo que nuevamente un chirrido resuene y las hormigas vuelvan a parar su traqueteo de las pinzas. Con otros instanes de paz tras el corte, nuevamente las partes comenzaron a agitarse y las hormigas siguieron su traqueteo y ataque.

"P-pride-sama! Salvenos!" se escucho a lo lejos el grito del sacerdote en jefe, que muy para sorpresa de Yureka seguia vivo. Al parecer, si era una cucaracha aquel clerigo.

"Eh? Quien eres, hiin?" respondio girando y dedicandole una mirada peor que a la del par de magos, como si de un pedaso de excremento maloliente se tratase y desechando como si nada el hecho que usaran los mismos ropajes. Diciendo esto, dio otro corte en el aire con su hacha y una nueva marca aparecio en la bestia, volviendola a partir.

Era un enenmigo con el que no podian estar con juegos...


Última edición por Yureka el Lun Nov 25, 2013 8:40 am, editado 1 vez




Spoiler:

Lio te quiero!:


Técnicas

Yureka
Mago Clase B
Mago Clase B

Magia : Magia Celestial
Mensajes : 1097
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision Rango C: Templo de Freya

Mensaje por Neku Sakuraba el Lun Nov 25, 2013 1:08 am

- Si, sigues viva.

Dijo el muchacho algo irritado. La joven estaba verdaderamente mal, pero viva al fin, y tenía la lengua tan afilada como de costumbre, no debía ser nada demasiado grave. Al ver que no podía quitarla de encima el muchacho suspiró y alcanzó uno de los pins en su bolsillo. Desapareciendo de debajo de Yureka, haciendo que esta quedara en el suelo, se teletransportó a su lado acuclillado en el suelo y se puso de pie con un movimiento, observando al hombre-caballo con hacha y el trabajo que este había realizado. Simplemente no podía dar crédito a sus ojos, aquella gigantesca cosa negra invencible había sido partida una, dos, tres veces y parecía que la cosa no se acababa. Las hormigas menores se frenaban y volvían a chasquear sus pinzas, quedarse allí no era seguro, pero ¿A dónde podían ir entonces?
Necho salió de su escondite y corrió hasta ambos magos y el león menor, los cuales se encontraban allí en el suelo mirando al humano mitad bestia.

- Será mejor no meternos en esto. Tenemos que resguardarnos.

Se lo dijo a Necho, poniéndose en cuclillas y acariciándole la cabeza para indicarle que todo estaba bien, aunque en realidad la cosa no había acabado y los problemas continuaba, aunque la advertencia claramente estaba dirigida para todos los presentes.
Observó entonces a Yureka, tendida donde estaba. Era inútil, cierto, pero había echo algunas cosas por las cuales merecía un poco de respeto. Un poco y nada más. Neku decidió darle una mano sólo por esta vez. usando uno de sus objetos y un poco e magia invocó en el aire una especie de lata de gaseosa, adornada con psicodélicos motivos. La tomó en una de sus manos, la abrió con un movimiento y se la entregó a Yureka.

- Toma esto y no discutas por una vez en tu corta vida.

La atajó antes de que dijera nada. La bebida curaría las heridas menores y restablecería parte del poder mágico y la energía de Yureka. No era mucho, no creía que con eso pudiera hacerle frente a la hormiga reina, pero al menos haría que se pudiera poner de pie y utilizara sus propias piernas, así como se le reduciría bastante su dolor.
En cuanto al sacerdote, las hormigas y aquella cosa negra monstruosa, Neku decidió dejarlo de lado un momento. Lo principal era sobrevivir y, si fallaban la misión, al menos quería vivir para contar toda aquella locura.





Neku Sakuraba
Mago Clase A
Mago Clase A

Magia : Magia de Objetos
Mensajes : 462
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision Rango C: Templo de Freya

Mensaje por Yureka el Lun Nov 25, 2013 8:39 am

En un abrir y cerrar de ojos, el chico desaparecio debajo de Yureka y aparecio a su lado, haciendo que el mago caiga esos ultimos pocos centimetros que le separaban del suelo. Tenia muchas ganas de insultarlo y denigrarlo por ese movimiento repentino, pero ya no le quedaban casi ganas de hablar, el dolor era insoportable.

No era tampoco que se habia dado por vencido, era tan solo que no sabia que mas hacer... Su apuesta final habia sido zambullirse en la boca de la bestia, tras que eso fallara... como que no le quedaban mas planes o fuerzas para poder hacer algo mas con respecto a la situacion. Sumado a esto, podia sentir como la cantidad de poder que le brindaba a Leo Minor iba disminuyendo poco a poco... como para no! Con tantas invocaciones en tan poco tiempo, era mas que seguro que el niño no quedaria mucho mas invocado.

Sin duda se sorprendio de lo que hizo su compañero en ese momento al acercarle una lata de refresco a la boca. A pesar de las palabras de Neku, queria chistar y resistirse, pero ya no le quedaban fuerzas para hacerlo. Y, mal que le pesase, tomar algo en ese momento tras tanto trajín le sentaria bien, aun si era una cochina bebida entregada por una cochina existencia como esa.

Ni bien bajar la bebida por su garganta... sintio al instante como las fuerzas volvian a sus extremidades y el poder magico en su cuerpo se estabilizaba, haciendo asi que el mago celestial abra sus ojos como platos. Sin dudarlo dos veces, aparto al otro mago de un empujon y se puso en pie.


"Wow, no esperaba ese efecto en una bebida, menos en una servida por un gusano" comento con tono sorprendido al tiempo que sacaba tres llaves de lo que antes llamaba sus ropajes. Aun sentia la piel con ardor y tenia la cara toda deformada... pero podia pelear... de alguna forma.

El extraño caballo, que se habia limitado a ser un observador silente los ultimos instantes, abrio por fin la boca, con un tono claro de molestia en su voz "Oh? Terminaron? No solo me hacen ver sus caras horrendas y sucias (en especial la de la rubia, yuk, que asco, hiin) sino que osan ignorar al gran yo, hiin? Un descaro, hiin! Malditos humanos endemoniados, aprendan modales, hiin!"

Sin dar mas preambulos, el caballo ignoro por completo a la reina que volvio a dar un chillido indicando su existencia, y al ritmo del traqueteo de las pinzas de las hormigas, se abalanzo contra ellos con su hacha alzada.

Un sudor frio recorrio el cuerpo de Yureka. La distancia que les separaba no era ni de 10 metros... No tenia tiempo para invocar nada!




Spoiler:

Lio te quiero!:


Técnicas

Yureka
Mago Clase B
Mago Clase B

Magia : Magia Celestial
Mensajes : 1097
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision Rango C: Templo de Freya

Mensaje por Neku Sakuraba el Vie Nov 29, 2013 9:18 pm

Neku agradecía a quien fuera que los estaba mirando el simple hecho de estar vivos. Suspiró y puso ambas manos en las caderas, no sabía si se sentía aliviado o molesto por el hecho de que Yureka se hubiera recuperado y tuviera el asqueroso humor de siempre. Al menos estaban vivos, lo que no era poco.
Entonces alguien volvió a llamarlo a un costado y se giró con brusquedad. Era el extraño caballo con bombín y hacha, una extraña combinación a decir verdad, pero no por eso no era peligrosa. Las palabras del caballo extraño quedaban, según el mago de auriculares, perfectas con la personalidad de la joven a su lado. Es más, si no fuera porque realmente los estaba amenazando, creía que hasta podría llevarse bien con la muchacha.
Sin embargo no tuvo tiempo de pensar ni pedir clemencia, pues el hacha se elevó por sobre sus cabezas. La distancia entre ellos era casi nula y el ataque que ese monstruo llevaba era verdaderamente poderoso, ya lo había comprobado con los cortes que habían matado a la hormiga reina. Sin embargo, si lograba pararlo o desviarlo aunque fuese un solo segundo tal vez tuvieran una chance o abertura para escapar.
Antes de que el hacha descendiera Neku puso firmemente ambos pies en el suelo delante de Yureka y extendió sus dos manos hacia el arma activando, una vez más, el prendedor de telekinesis. La misma se encargaba de mover objetos con la mente o, en este caso, detenerlos. El muchacho intentó manupular la fuerza del hacha pare detenerla y, cuando lo hizo, se dio cuenta de su error.
La fuerza de aquel caballo era brutal, tal, que apenas activó telekinesis, todo ese peso fue transferido, casi automaticamente, hacia su cuerpo cansado. La tierra se agrietó debajo de sus pies, sus manos comenzaron a sangrar de la nada y cayó de rodillas como si hubiera sido golpeado en la cabeza. La magia desapareció y sus brazos cayeron inertes al costado del cuerpo, sus músculos temblaban por una presión que no había sido capaz de soportar.
"Ahora no.... un poco más" Pensó Neku mirándose a si mismo. había logrado desviar por poco el golpe del hacha, pero se encontraba devastado, con tanto ejercicio físico su cuerpo estaba al límite, por no decir que posiblemente tuviera que ir a un hospital después de eso. ¿Un esguince? ¿Un atrofio? Varios incluso podían llegar a ser. Intentó pararse pero al apoyar una mano en la tierra esta dolió con gran intensidad y le arrancó un quejido. Necho, preocupado, maulló a su lado intensamente pero el mago no tenía oídos para escucharlo, el miedo, de repente, lo había consumido.
No podía moverse, no podía actuar. Seguramente no podría parar los ataques de ese caballo con telekinesis nuevamente, ni decir de las hormigas. Todavía podía escapar con Teletransportación pero ¿Cuánto duraría este truco? Su magia, por muy amplia que fuera su reserva, también tenía un límite.
Despacio, arrodillado como estaba, miró hacia arriba y, por primera vez desde que había entrado en esa cueva, realmente pensó que iba a morir.





Neku Sakuraba
Mago Clase A
Mago Clase A

Magia : Magia de Objetos
Mensajes : 462
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision Rango C: Templo de Freya

Mensaje por Yureka el Sáb Dic 07, 2013 5:12 pm

Cuando todo parecia perdido... Neku se atraveso en el camino del hacha. Podia sentir poder magico siendo consumido por el chico al tiempo que el hacha al descender era desviada de su camino e impacataba con fuerza unos metros al costado de los magos, dejando un trazo en la tierra que se extendio hasta la lejana pared a sus espaldas.

Aun asi, el impacto habia sido brutal. No sabia extacamente que magia habia usado el joven para resviar el ataque, pero aquel extaño corte del caballo habia impactado con fuerza en el cuerpo del otro joven. La sangre corria por el sobre esfuerzo y el cuerpo habia caido de rodillas. Incluso la tierra habia cedido y quebrado ante aquel brutal golpe!

"M... maldito!" rugio con furia Yureka mientras sacaba una llave de plata con incrustaciones en zafiro de lo que quedaba de sus ropas. Toda su furia dirigida obviamente, al mago y no al caballesco atacante. "Como osas hacerte el heroe, maldito! ME las pagaras!" rugio con aun mas fuerza mientras giraba con impetu la llave en el aire. No pensaba quedarse en deuda con un cochino gusano! Se las pagaria!

"Abrete puerta del artista de lo invisible, Sculptor!" llamo a su espiritu aplicando poder magico en su llave, al tiempo que con su otra mano sacaba otra llave de incrustaicones de safiro. El poco poder magico que habia recuperado con aquella bebida del otro mago se terminaria por agotar por completo en nada si invocaba a otro pero... no le quedaba de otra, y dudaba grandemente que de todas formas fuera suficiente.

"Abrete puerta del altar de los dioses, Ara!" mientras comenzaba a brillar con fuerza la puerta de la segunda llave, Zahab terminaba de aparecer, con su sonrisa lista para algun comentario sagaz, borrandose al instante al ver el hacha del caballo comenzar a descender con rapidez en la direccion donde habia sido invocado y obligandole a sacar de un movimiento rapido su espada e interceptarlo.

"Como osan desviar mi ataque, hiin! Malditos humanos de pacotilla, que mi gran ataque marque el lugar de su tumba, hiin!"

"Oi, oi! Que clase de recivimiento es este, amo?"

"Ara Praxis, Oppugniatto! Y callate artista de segunda y manten a esa bestia opupada!"

"Hiin! Hiin! Hiin! Hiiiinn!"

Gritos que se intercalaban con flashes de color rojo del hacha del caballo, chispas del arma del escultor chocando con la de su atacante y desviando sus cortes carmesi al techo y suelo, temblores al quebrarse la tierra y luces de las invocaciones del mago celestial, sumado a los traqueteos de las hormigas que habian ahogado definitivamente los gritos de lo clerigos y comenzaban a acercarse amenzanates a los magos. No era una situacion nada linda.

El pilar de metal habia finalizado su transformacion en aquel bólido de batalla, abriendo su cabina para que su amo trepase. Tirando de la ropa de su compañero, el mago lo lanzo hacia al interior de la misma y trepo tambien, girando la palanca de cierre con rapidez. La cabina era estrecha, no estaba pensada para dos personas por lo que el otro mago se encontraba con su cuerpo atravesado en medio de los sensores y la pantalla de comunicacion con el espiritu, pegado practicamente a cero con la magullada y derretida piel de Yureka.

Aun con las ganas de vomitar en su garganta intentado salir, el mago comenzo a mover los controles de las piernas y a retroceder con los pasos lentos de Ara. Podia ver por el pequeño visor de la cabina a su espiritu intercambiando golpes con el caballo, imagen que pronto fue tapada por un mar de negro que imacpto como una ola contra Ara y la sacudio. Las hormigas atacaban!

Tomando el control de la mano derecha, comenzo a disparar como un condenado, poco importandole en estos momentos si eran personas o no... Era su vida o la de ellos, y no caeria quedando en deuda con el maldito gusano ese!

"Si osas morir ahora tras hacerte el heroe, juro que te revivire y te volvere a matar, gusano!" volvio a rugir con fuerza, mientras daba manotazos con ambos brazos del gigante de metal, intentando sacarse de encima a los insectos que comenzaban a penetrar el casco de su espiritu. "Lo siento Ara... luego te lo compensare., lo juro!"

Zahab seguia intercambiando golpes y perdiendo terreno con cada uno. La fuerza del caballo era descomunal, no habia comparaicon alguna!

"Je, que ama idiota que tienes. Manda un espiritu tan debil a detenerme, hiin? Que eres? Plata? No... safiro? Hiiiiiin! Como si pudieras resistirte a un espiritu de combate! No te pases de listillo, gusano, hiiin!" se burlo de su contrincante el extraño miembro de aquel culto, dando un golpe con todas sus fuerza y empujando hacia atras a Zahab. Las hormigas rodeaban a ambos espiritus con miedo de acercarseles. Quien dijera que los insectos no tenian aquel instinto animal del peligro estaba muy equivocado...

El escultor fue arrastrado por 3 metros hasta que al fin pudo detenerse clavando su cuchillo en la tierra. Estaba agotado y no le quedaban fuerzas, la diferencia de poder era inminente pero...

"No desmerescas a los espiritus de zafiro!" enuncio con pasion, saliendo dos serpientes de tierra a los lados del caballo y amarrando con fuerza ambos brazos del mismo. Sin desaprovechar la chance, Zahab se abalanzo contra el espiritu y le dio un corte en pleno pecho con su espada larga.

"Ahora amo!"

Alzando el cañon de la mano izquierda de Ara, Yureka disparo en direccion al equino enemigo, llevandose por delante una horda de hormigas antes de impactar en el torso del 'animal'. El ultimo recurso....

"hiiiiiiiiiiiiiiiiiiin!" el sonido lastimero del caballo resono como tantos otros sonidos lo habian hecho en aquella cueva, desapareciendo en ese instante el escultor. Con un golpe que sacudio la tierra, Ara cayo hacia atras, inerte a falta de poder magico de su amo. Lo habia gastado todo en aquel ultimo ataque, solo le quedaba lo suficiente para mantenerla invocada, y no por mucho tiempo mas...

Como una abrelatas, las fauses de los insectos se abrian paso por aquella coraza metalica. Era el fin.

Pero como en un sueño, pudo ver cientos de proyectiles volar por el techo de la cueva rumbo a donde se encontraba la hormiga reina y de repente, todo paro. Ni un sonido ni un crujido. Nada se movia en la cueva.

Pasaron un par de minutos en aquel silencio, teniendo miedo incluso el mago de respirar con fuerza para comperlo. Pudo escuchar un ruido de cadenas romper el silencio, y aunque al principio cercano, lentamente comenzo a alejarse. Y tras otro par de minutos... nuevamente traqueteos  y pinzas tratando de penetrar al armadura de su espiritu y sacar al par de magos de adentro!

Esto parecia ya un chiste! Cuantos veces jugarian con su pobre corazon joven haciendole creer que todo habia terminado en paz!

Para su desgracia, ya no le quedaba poder magico... Brillando con fuerza, Ara comenzo a desaparecer, pero el trabajo de Yureka no habia terminado.

Usando lo ultimo de sus fuerzas, tiro de la ropa del joven nuevamente y lo presiono con fuerza contra su pecho. Bueno... quizas morir con un gusano no era tan malo. Era un tipo de animal al fin y al cabo si lo pensaba bien y... los animales eran mononos... no?

Sonriendo a pesar de todo, sintio las pinzas envolver su cuerpo al timepo que lentamente la oscuridad señia su vision. Que sucio final...




Spoiler:

Lio te quiero!:


Técnicas

Yureka
Mago Clase B
Mago Clase B

Magia : Magia Celestial
Mensajes : 1097
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision Rango C: Templo de Freya

Mensaje por Neku Sakuraba el Vie Ene 03, 2014 12:29 pm

"Decir que soy un héroe es algo demasiado noble para mi gusto" pensó el muchacho mientras continuaba tendido en el suelo. Pero al menos estaba vivo una vez más. Nuevamente se lo preguntaba: ¿Cuántas veces había escapado de la muerte en un solo día? si salían de esta se tomaría unas vacaciones, lo tenía bien merecido, aunque claro, seguro que no le darían ni la mitad del valor real de aquella misión. Debió haberse sacado un seguro de vida y dejarle el dinero a quien adoptase a Necho para sus cuidados, eso si, claro, el gato también sobrevivía por algún milagro.
Yureka había sido la responsable del último hilo de pensamientos. Invocó en un parpadeo a dos de sus espíritus y les dio órdenes tan rápidas y afiladas como su lengua. Neku simplemente se quedó allí, sorprendido por la velocidad con la que las cosas pasaban.
Volvió a la realidad cuando sintió un tirón de la zona del cuello de su prenda superior y no le quedó otra más que exigirle a sus piernas que se movieran para que acompañaran al cuerpo que estaba siendo arrastrado por la joven rubia. No tenía ni energías para preguntarle qué tramaba, o siquiera quejarse, pero aunque las hubiera tenido fue lanzado con brusquedad en la cabina de Ara, el espíritu del altar. Necho saltó al interior de la misma justo antes de que se cerrara la compuerta.
Ante el despectivo lanzado por Yureka el joven no pudo evitar sonreír con malicia. "¿Qué? ¿estás preocupada?" Le habría querido decir "Tranquila, que no pienso morirme antes que tu". pero ciertamente su cabeza ya empezaba a fallarle.
Lo siguiente que sobrevino fueron diferentes movimentos y sacudidas por parte de la extraña máquina de la maga de espíritus estelares, Ara hacía lo que podía para pelear contra aquella enorme masa de hormigas y, de tanto en tanto, Neku aportaba algunas pequeñas cosas con su magia, pero no podían ser llamadas "técnicas mágicas" hechas y derechas, puesto a que el cansancio corporal del joven apenas le dejaba hacer algo de apoyo.
Y entonces Yureka preparo su ataque final. Un enorme cañón que al ser disparado hizo que Ara se retrajera y, como consecuencia, que Neku golpease su cabeza con en duro metal.
Eso era lo que su cuerpo necesitaba para acabar apagándose por completo. Intentó mantener la conciencia lo más que pudo, pero el panorama que vio no fue agradable "De última, prefiero no darme cuenta que muero. Lo siento Yureka, lo siento Necho, parece que al final me voy antes". Y cayo inconsciente.

Neku se sintió inestable a medida que recuperaba la consciencia. Lo primero que sintió fue que estaba apoyado sobre algo suave, boca arriba, con ambas manos a los costados del cuerpo. ¿Donde estaba? ¿Había muerto? No, debía ser que no, porque sentía dolor en todo su cuerpo, las almas no sentían dolor. Aparte comenzaba a pensar bastante bien, aunque su mente se sentía un poco confusa con respecto a todo.
Como probando sus dedos los intentó mover y vio que funcionaban, el sentido del tacto le informó que la cosa suave de debajo era alguna clase de tela. Despacio, entonces, se animó a abrir los ojos.
Necesitó pestanear un par de veces para acostumbrarse a la luz del techo blanco. Vio que estaba sobre una cama en un sitio que aparentaba ser civilizado. Nada de cuevas, ni hormigas, ni ojos alados, ni humanoides caballos con hacha. ¿Acaso fue todo un sueño? No, el dolor parecía bastante real.

- ¿Dónde... estoy?

Su voz sonó apagada, su garganta estaba reseca. No tenía idea del lugar o el tiempo que había pasado inconsciente pero ciertamente no tenía ganas de levantarse. Su cerebro iba a poca velocidad, le costaba comprender las cosas pero estaba vivo. Si, el cuerpo y la mente le afirmaban que seguía vivo.






Neku Sakuraba
Mago Clase A
Mago Clase A

Magia : Magia de Objetos
Mensajes : 462
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision Rango C: Templo de Freya

Mensaje por Yureka el Jue Ene 16, 2014 8:10 am

Como si despertara de un sueño, el mago se incorporo subitamente en su cama, respirando con fuerza. No,no era su cama... era UNA cama pero estaba seguro no era suya... Las paredes y sabanas se lo confirmaban, por no decir que el colchon de su casa era de mucha mejor calidad... Que habia pasado?

Hormigas, clerigos, un caballo... sino fuera un mago celestial acostumbrado a criaturas extrañas y por demas extravagantes creeria que todo eso fue un sueño... pero sabia que la realidad podia llegar a ser miles de veces mas extraña que aquello que habia vivido.

Su cuerpo le ardia y sentia sus labios entumecidos por no decir que no podia sentirlos para nada. Pasando su mano por su rostro pudo sentir aquella tersa piel y labios de, a su parecer, belleza absoluta con los que habia sido bendecido. Cierto... la transformacion... aunque aquellos dolores quedaban su cuerpo volvia a la normalidad... Y aunque fuera un dolor inaguantable era tolerable junto a otros dolores que si dejaron marca en su cuerpo en el pasado...

Incorporandose a pesar de esto, noto como habia sido despojado de sus ropas y vestia una camisola de paciente. Eso odiaba siempre de los hospitales... pq esa necesidad de desvestirlo sin razon? Nunca lo entendia!

Tomando sus llaves que habian sido dejadas en una mesita de luz junto a su cama, se limito a observar la habitacion. Era una de esas salas comunes de hospital, con cortinas separando una cama de la otra. Podia ver una figura acostada en la cama a su derecha, y dada su suerte podia sospechar de quien se trataba...

"Explicame por que no te has muerto de una vez por todas, gusano kun?" pregunto con un tono cansado y mirada inexpresiva, mientras atravesaba las cortinas que le separaban de la otra cama. Como sospechaba... la figura de su nefasto compañero.




Spoiler:

Lio te quiero!:


Técnicas

Yureka
Mago Clase B
Mago Clase B

Magia : Magia Celestial
Mensajes : 1097
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision Rango C: Templo de Freya

Mensaje por Neku Sakuraba el Jue Ene 16, 2014 9:30 pm

Bien, Neku sabía dos cosas. Estaba herido, pues le dolía todo, pero vivo, y en un hospital, lo que significaba que estaba a salvo, a menos que fuera una especie de habitación en un laboratorio de un científico loco que quería inyectarles ácido desoxirribonucleico de hormigas mutantes.
Suspiró ante tan escandalosa idea y se dejó descansar un poco más, cerrando los ojos, aunque no por mucho tiempo, pues escuchó que alguien descorría la cortina que estaba a un lado de su cama. Yureka estaba allí, vestida de azul igual que él mismo.

- Ah, estas viva. Genial, tenía algo que preguntarte.

Le dijo abriendo los ojos sin moverse un centímetro. Necho no estaba con ellos, pero no le preocupaba en absoluto, los gatos no eran permitidos en hospitales y el pequeño podía cuidarse solo por lo que seguramente estaba rondando por afuera, si es que no lo habían atrapado. En todo caso en su estado no podría hacer nada, tenía miedo que lo hubieran matado aunque, viendo por la situación que acababan de pasar vaya uno a saber cuántos minutos atrás, en su cabeza ya tenía la idea de que no había sobrevivido.
Pero a preocuparse por ello luego, deprimirse... no, simplemente pensar en eso en aquel momento carecía de sentido. Ahora tenía unas preguntas para la joven, una que no podía sacarse de la cabeza desde que había despertado:

- ¿Por qué no has querido asesinar a los hombres transformados en hormigas? ¿Por qué me protegiste a último momento?

Las dos preguntas fueron hechas con una mirada azul profundo, gélida como los mares árticos, acusatoria y llena de reproche. Simplemente no podía entenderlo, ella lo odiaba, no congeniaban. Había comprendido que ambos se cuidaban sólo para sobrevivir pero ¿Por qué se rehusó en un momento a matar a los enemigos? y, mas importante aún, ¿Por qué lo protegió a último momento? Ambas cosas le habían parecido un error, eran acciones completamente ilógicas e inesperadas. Tenía que saber el por qué antes de que ambos volvieran a sus gremios.





Neku Sakuraba
Mago Clase A
Mago Clase A

Magia : Magia de Objetos
Mensajes : 462
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision Rango C: Templo de Freya

Mensaje por Yureka el Vie Ene 17, 2014 8:33 am

Sin dar muchas vueltas, se sento a los pies de la cama del muchacho casi por inercia. Observando la habitacion carente de ventas (al menos a simple vista) le hacian preguntarse donde exactamente se encontraban... Por el hecho de que seguian vivos y humanos no le preocupaba en demasia, si hubieran querido matarles ya lo hubieran hecho.

Recordaba en sus ultimos momentos haber visto y escuchado a mas gente en la cueva.. habrian sido ellos? No estaba del todo seguro...

Las palabras del muchacho le dieron un completo revolcon en el estomago. Aquellos interrogantes que habia aplazado de afrontar en la cueva, el muchacho volvia a traerlos a flor de piel... Y por más que quisiera insultarlo por ello eso no aplcarian los mismos haciendolo.

Alzando su cabeza, miro al techo y se limito a responder "... No lo sé" con un tono totalmente inexpresivo y con su cara completamente relajada en una expresion nula. Era la expresion de alguien que no conocia ni deseaba saber la verdad, que se limitaria a hacer de cuenta que aquello no habia pasado.

Sin mas que decir, suspiro y se incorporo, dandole su espalda desnuda y plagada de viejas cicatrices al muchacho, que aun entre su larga cabellera eran visibles. Normalmente no lo haria pero simplemente queria huir de una respuesta que no queria escuchar.

Viendo que las camas y cortinas formaban un largo pasillo, comenzo a caminar lentamente por él en direccion a una puerta que se encontraba al final de este.Sea lo que sea seria mejor que quedarse alli.




Spoiler:

Lio te quiero!:


Técnicas

Yureka
Mago Clase B
Mago Clase B

Magia : Magia Celestial
Mensajes : 1097
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision Rango C: Templo de Freya

Mensaje por Neku Sakuraba el Dom Ene 19, 2014 11:37 pm

La joven se sentó en la punta inferior de la cama y sólo entonces Neku pudo apreciar la enorme cantidad de cicatrices, nuevas y viejas, que la joven tenía. Recordaba en las que se había metido durante su aventura, comenzando desde una torcedura de tobillo hasta sumergirse a sí misma en la cabeza de un monstruo gigante y negro. Él la había catalogado de "inútil" apenas conocerse, pero se había equivocado, no era una inútil, era una suicida. A él nunca, ni en mil años, se le habrían ocurrido cosas que ella hizo y, apostaba aunque no sabía, que en el pasado había actuado de la misma manera y allí el por qué de tantas marcas en su piel. Incluso así, sintió un poco de pena por ella en el fondo de su corazón y no pudo evitar suavizar la mirada.
Yureka entonces observó al cielo raso como si fuera de lo más interesante y soltó tres palabras que dejaron sin habla al joven de cabellos anaranjados. El silencio se instauró en los dos y, luego de un suspiro, la joven se puso de pie y se retiró de la habitación. Neku la siguió con la mirada, con aquellas palabras rondando en su cabeza, y sólo cuando la puerta se cerró el volvió a depositar sus ojos azules en la pared contraria. "No lo sé... ¿huh?" pensó antes de dejarse reposar en la almohada otra vez. Aquella misma pregunta se la hizo a sí mismo entonces. "¿por qué salvaste a Yureka? Porque ella me salvó primero, no quiero deudas. ¿Y luego? Porque sabía que sin ella no podía sobrevivir, era un asunto de usarla para mi bien. Pero ¿Por qué te sentiste a salvo en sus brazos por un segundo?" Se quedó allí, en esa pregunta. Antes de quedar inconsciente lo había invadido la desesperanza, creyendo que moriría allí abandonó todo y se dejó caer y Yureka lo abrazó con fuerza, esperando su final también. En ese momento, cuando ya nada le quedaba, el abrazo de esa persona que tanto detestaba le había parecido cálido.
Llegó a la misma respuesta que Yureka: "No lo sé"

- El humano es un ser muy complicado...

El joven cerró los ojos, dejando que el silencio y no la música de sus auriculares, lo relajaran hasta entorpecerle los sentidos. Sin su ropa, sus auriculares, y su gato, se sentía metaforicamente desnudo, fuera de su mundo, incómodo, pero el cansancio y el dolor eran más fuertes que la necesidad de regresar su vida a la normalidad... y tomarse unas merecidas vacaciones.

- Espero que estés bien, Necho...

Y dándose un cuarto de vuelta en la cama cerró los ojos.


FIN DE LA MISIÓN





Neku Sakuraba
Mago Clase A
Mago Clase A

Magia : Magia de Objetos
Mensajes : 462
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision Rango C: Templo de Freya

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 10:01 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.