Conectarse

Recuperar mi contraseña



Artemisia
Admin - MP
Lionel Linxpaw
Admin - MP
Necalli
Admin - MP
Aaron Vanhagger
Admin - MP

Últimos temas
» Broken ♛ Crown {Normal}
Jue Jul 27, 2017 11:04 pm por Invitado

» One Piece Ascension (Cambio de botón REALIZADO)
Mar Jul 25, 2017 10:17 pm por Invitado

» Instituto Takemori rol [Confirmación Cambio de botón Elite]
Lun Jul 24, 2017 10:30 pm por Aaron Vanhagger

» Kaosu no Rakuen [Confirmación Cambio de Botón]
Dom Jul 23, 2017 8:27 pm por Aaron Vanhagger

» [Misión E] Enano enmascarado [Alfa y Kazuki]
Dom Jul 23, 2017 7:18 pm por Alfa

» [Social - Flashback] Let's play [Privado: Nowell]
Dom Jul 23, 2017 6:46 pm por Nowell

» [Entrenamiento - Flashback] A warm cup of love [Privado: Nowell]
Dom Jul 23, 2017 6:45 pm por Nowell

» [Misión E] Enano enmascarado
Dom Jul 23, 2017 6:37 pm por Artemisia

» [Misión E] Ayuda al Historiador [Toma y Kayode]
Dom Jul 23, 2017 5:33 pm por Toma

» Técnicas de Necalli
Dom Jul 23, 2017 3:33 pm por Necalli

» [Mision E] Tiempos de Desorden (Zalanna)
Dom Jul 23, 2017 2:43 pm por Toma

» [Misión E] Sobras de Pasqua
Dom Jul 23, 2017 9:55 am por Necalli

» Loving Pets! - Confirmación Afiliación Normal
Dom Jul 23, 2017 5:59 am por Invitado

» Caminando Entre Fantasía {Afiliación Elite}
Sáb Jul 22, 2017 2:58 pm por Invitado

» [Misión E] El pulpo mas grande [ Archer - Saya ]
Sáb Jul 22, 2017 12:36 pm por Archer


El foro Fairy Tail Rol basado en el manga y la historia de Hiro Mashima: Fairy Tail. Las imágenes no son de nuestra propiedad; las imágenes se sacaron en su mayoría de los diferentes Arts de Fairy Tail. Agradecemos a aquellos artistas que contribuyeron a los gráficos del foro. La edición de estas fueron realizadas por Necalli.

Las guías, normas, post y demás temas del foro corresponden a sus autores, por favor, se pide que se respeten estos. Agradecemos a todos por su colaboración y hacer posible este foro.


[Privado] Ojos azules y bella tontería

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Privado] Ojos azules y bella tontería

Mensaje por Sayen el Sáb Feb 25, 2017 3:43 pm

Había tenido toda la noche para pensar, todo el tiempo para poner su cabeza en orden y hacer que el nivel de su miedo descendiera a golpes de fuerza de voluntad. Se había dado cuenta de que su reacción resultó exagerada, que haber dejado al hombre mareado y sólo en el bosque no había estado bien pero cuando las sombras de la noche estuvieron por su cabeza no se animó a ir a buscarlo para darle una disculpa. No tenía el valor para hacerlo, la fuerza para superar sus miedos o para callar la alerta de su cabeza y sabía que ante una emergencia podría ser inútil. Sus ilusiones la ayudarían, lo sabía, pero no podía pretender mucho más que eso porque no podía utilizarlas para atacar o dañar. Ella era la que debía hacerlo y frente a un hombre alto... las cosas se le complicaban.

Soltó un suspiro mientras se sentaba en la banca de la plaza y su mirada se perdía en la fuente de agua que tenia delante. El sonido del agua al caer la relajaba, el silencio apenas rato por el ruido de unas cuantas personas paseando por el lugar y charlando la dejaban más tranquila, pero aún así no podía evitar estar preocupada. Se llevó una mano a la cabeza y corrió el pañuelo que mantenía su cabello fuera de su rostro permitiendo así que cayera libre sobre su espalda y alrededor de sus pómulos. Hacia un poco de calor pero no lo suficiente como para que le molestara estar así. Tras eso, dobló el pañuelo unas cuantas veces y lo dejó sobre su regazo, sobre la tela anaranjada de su falda, antes de elevar sus ojos violetas al cielo. ¿Qué se suponía que debía hacer?

Parecía ser que, en vez de estar avanzando, comenzaba a retroceder una vez más. Un encuentro extraño con un muchacho alto y toda su fortaleza se iba por el drenaje. ¿Qué clase de maga estaba hecha?¿Qué clase de mujer era? Le daba vergüenza sus acciones y lo poco que había logrado controlarse. La molestaba saberse tan indefensa e insegura a la hora de actuar. ¿Con qué cara iba a ver a Zalanna de nuevo? Sacudió la cabeza y se puso de pie de un salto, sacando de su mente todas esas cosas.

Quedarse quieta preguntándose qué hacer no era la solución. No. Si no se animaba a salir sola de la ciudad, al menos de momento, entonces podría viajar con más personas en una caravana. El recuerdo de los esclavistas le revolvió el estómago e hizo que cerrara sus manos en dos puños. No, ¿qué tal si por confiar así en alguien volvía a pasarle lo mismo? Si alguien notaba la marca que escondía en el pañuelo alrededor de la cintura entonces... ¡Su otro pañuelo! Volvió la vista al suelo y lo encontró allí tirado, caído en el suelo justo donde había un pequeño charco de tierra. Sayen suspiró y se agachó para levantarlo, notando entonces que se había ensuciado casi por completo. Así como estaba no podría ponérselo.

Con pasos tranquilos se acercó a la fuente para lavar la prenda mientras más ideas pasaban por su cabeza. Podría pedir un escolta, tal vez. Pero los guardianes o escoltas solían ser hombres grandes solos o en grupo y no sabía si podría al final confiar. ¿Qué caso tenía exponerse a lo que le daba miedo para que la proteja si al final estaría alerta todo el tiempo? ¿Qué tal si buscaba una mujer? Volvía a sentirse tonta al buscar una manera de poder animarse a salir al camino sola, el encuentro con el hombre en el Bosque del Este le había recordado que allí fuera estaba en peligro. Siempre lo estaría.

Se sentó en el borde de la fuente y metió la prenda en el agua, disfrutando lo fría que estaba. Mientras hacía eso, un pájaro pasó volando por sobre ella y su silueta se reflejó distorsionada en el agua como si fuera un hada. Sonrió de lado. Era cierto, Magnolia tenía allí un gremio de magos que podrían tomar su petición pero sería una maga pidiendo a otro que la cuidase. Le parecía vergonzoso, casi hasta humillante, y su orgullo no iba a permitir que lo pisotearan.

¡Ella era mejor que eso! ¡Era mejor que sus miedos! Pero es vez estaban jugándole una mala pasada. Tal vez podría esperar a que pasasen unos días, a que la sensación de vulnerabilidad pasara y que volviera a ser la misma de siempre antes de tomar una decisión.

Frotó la tela con cuidado hasta poder sacarle la mancha y, chorreando agua como estaba, la sacó de la fuente para retorcerla y así sacarle todo el líquido.

—¿Qué debería hacer? —se preguntó en voz alta y, como respuesta, escuchó un maullido que la sobresaltó.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Sayen
Rango E

Mensajes : 57

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Ojos azules y bella tontería

Mensaje por Aaron Vanhagger el Jue Mar 02, 2017 4:16 pm

Dante estaba insoportable, maullaba constantemente y jugaba a trepar por sus piernas clavando sus garras, pasando por la espalda hasta sus hombros para saltar al piso y volver a empezar. En las primeras oportunidades se contuvo, no podía negarle al gato querer estar en su hombro, pero ya a la quinta vez entendió que sólo estaba jugando con su paciencia. El problema era que cuanto más severa ponía la voz para llamarle la atención, más fuerte clavaba las uñas el maldito, así que el juego comenzó con él esquivando los primeros saltos, pero derivó en el gato buscando aferrarse a cualquier sector de la periferia de su cadera y con varios garrazos o golpes en su entrepierna y con Dante maullando cada vez más y más fuerte.

Habia tenido un pésimo día. La paga por escoltar a un imbécil había sido malísima y el odio que le generó terminó en una riña a los golpes. ¡Él le había prometido el cuádrupe de ese pago! Por escoltarlo de Onibus a Magnolia, debiéndose encargarse de su seguridad (que le había costado unas buena cantidad de heridas, no sabía ni le interesaba a qué se dedicaba el maldito pero tenía una buena cantidad de enemigos dispuestos a matarlo. Lo había corroborado en carne propia.), mantenerlo alimentado y armar los refugios para pasar la noche, sin contar las vigilias para que el bastardo cerrara los ojos. No, por supuesto que no le había pegado nada más ver las jewels en sus manos, había sido políticamente correcto indicando que "se que el viaje fue duro y puede que lo haya olvidado, pero mi pago eran 100 jewels". Bastó su conestación negativa para que Aaron sonriera, cerrara el puño con el dinero y asestara un buen golpe en la mandíbula de su cliente.

Derivó en una buena riña, pero fue el cliente quien acabó inconsciente. Aaron aprovechó para revisarlo hasta sacarle todo lo que tenía de valor encima, bienes que repartió después entre niños que veía buscando algo qué comer o gente durmiendo en las calles, no necesitaba el dinero de un hombre sin cerebro. Lo siguiente fue: Huir. SI ese idiota tenía amigos era obvio, o al menos una posibilidad, que lo buscara. Y no tenía sus cosas para devolverlas, ni ganas de pelear. Llevaba días sin dormir ni comer bien por mantener a ese idiota, lo que más quería y necesitaba era una siesta.

Y nada más entrar al bosque el gato emputeció. Debía mandar al mundo a chingar su madre.

Fue el momento en el que se detuvo para masajearse las sienes, preparándose para recibir el dolor de las garras en la pierna que notó que Dante ya no maullaba. Abrió los ojos y giró sobre sí mismo buscándolo: Nada.

- Dante... -Lo llamó, primero bajo, y luego repetida y constantemente acercándose a los alrededores, revolviendo los arbustos y subiéndose a las copas de los árboles cercanos. Nada.- La puta madre. -Gruñó volviendo sobre sus pasos. Si ese cómodo gato iba a algún lugar, era una ciudad donde una cara de ojos grandes consiguiera que cualquier imbécil le diera gratis de comer.
______________________________________________________________________________________________________________________

- Miau~ -Había encontrado a una linda humana. En cuanto se giró a verlo ronroneó y se acercó hasta poder frotarse en sus piernas y, con un salto, subirse a su regazo. Maulló después de olfatear todo su vestido y volvió el rostro hacia ella, mirándola con los ojos grandes.

- ¡AHÍ ESTÁS, CARADURA! -Fueron dos minutos de silencio antes que se escuchara el grito. Aaron caminaba a zancadas hasta el borde de la fuente, tomando al gato por el pellejo del cuello. Estaba con las ojeras marcadas, ramas y hojas en el cabello, un ojo morado y las ropas desarregladas. Agitado, mirando al felino con los ojos encendidos en furia. Iba a matarlo, realmente... Se giró y vió a la pobre víctima del gato. Una hermosa chica de pelo rubio y ojos violetas, justo debía cruzarse una belleza cuando no tenía ánimos de coquetear. Tomó un par de bocanadas de aire y le sonrió.- Mil disculpas por las molestias, yo me haré cargo de él. -Se giró, para irse, no quería tener que lidiar con su aspecto, ni fingir caballerosidad, NI EXPLICAR UNA PUTA MIERDA. Quería convertir el gato en su cena y dormir un mes. Y después, después llenar la ciudad de gasolina, prender a todos fuego y olvidarse de Magnolia y su puto cliente. Si, eso quería. Tendría infinita carne asada y un país devastado donde empezar los cimientos de su propia religión. Con dos pasos ya estaba riendo sólo. Dante lo miró, se removió y con un maullido de queja se giró para morderle la mano, conseguir su libertad y volver al regazo de la rubia. Temblando fingió tener miedo, haciéndose una bolita. Aaron giró y lo miró fijo. ¿Cómo quería cenarlo esa noche? ¿Cuál era la forma más dolorosa?- Dante... -Dijo como advertencia, acariciándose donde le había mordido.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Aaron Vanhagger
Rango E

Mensajes : 86

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Ojos azules y bella tontería

Mensaje por Sayen el Jue Mar 02, 2017 4:55 pm

Al voltearse pudo ver que un gato de tamaño mediano estaba al pie de la fuente con la mirada vuelta a ella. Los ojos dorados del animal le llamaron mucho la atención, casi tanto como el pelaje negro con botas negras que exhibía en todo el cuerpo. Se veía como un animal sano, cuidado y joven, de seguro era de alguna de las personas que vivían alrededor del parque o bien una mascota comunitaria de la cual todos se encargaban.

Con una sonrisa dirigida al felino, Sayen dejó el pañuelo aún mojado a un lado y le dejó subirse a ella. El gato no tardó en subir a su regazo y comenzó a olfatearla, momento en el cual la maga aprovechó para acercar sus dedos hacia el pelaje que resultó tan suave como había esperado. Su sonrisa se hizo más amplia y cerró los ojos un poco por ello, dejando que el animal hiciera a su gusto y aprovechando para darle cuantos mimos él quisiera. No tenía problema con hacer algo así y amaba los animales, le parecían los seres más cariñosos y buenos del mundo, siempre había deseado tener una mascota pero su vida no se lo había permitido. Tal vez era esa la razón por la cual sus ilusiones eran animales más que nada, debería intentar aprender otra cosa, algo que tuviera otras funcionalidades como.... ¿esconderse? Podría hacer la ilusión de un árbol. Lo intentaría alguna vez.

Hundió las dos manos en el pelaje felino y le acarició detrás de las orejas con suavidad justo antes de que algo la interrumpiera. Una voz masculina gritando la hizo sobresaltarse, llevando a que elevara los hombros un poco, y volvió la mirada para ver cómo un hombre se acercaba a ella. ¿Cara dura? Estaba segura de que no lo conocía. Bajó la mirada al gato, que parecía estar ignorándolo, y luego al muchacho. A medida que se acercaba se sintió un poco más nerviosa, su estómago se tensó y... ¿Que ese joven no estaba muy herido? Se quedó perpleja al tenerlo cerca y notó que no sólo estaba desarreglado sino que además tenía hojas en el cabello, algunos rasguños y un ojo morado. vaya energía tenía para ir tan apresurado con ese estado.

El gato fue retirado de su regazo con un movimiento rápido y Sayen, pese a los nervios, no pudo apartar la mirada de las heridas del joven. Observó su rostro cuando sus ojos se encontraron y el pensamiento de que él tenía unos lindos ojos cruzó su mente sin poder evitarlo. Asintió una vez, con una sonrisa y los ojos entrecerrados para cortar su contacto visual, ante la disculpa de él y creyó que lo más sensato sería dejarlo ir. Si esa era su mascota era probable que viviera cerca y pudiera atender esas heridas pronto.

Sin embargo, el felino no tenía la misma idea y, luego de morder a su dueño, se escapó y volvió corriendo con ella temblando como si tuviera miedo. ¿Sería aquel muchacho un mal dueño? ¡Pero el gato se veía muy bien cuidado! Volvió la mirada al joven y notó que la mano que se acariciaba tras haber sido atacado estaba comenzando a sangrar.

—Estás sangrando —le dijo de pronto mientras tomaba al temeroso Dante, como el joven lo acababa de llamar, y volvía a tener en sus manos su pañuelo. Preocupada por la herida e ignorando un poco sus miedos, porque al estar de pie se dio cuenta de que el joven no era tan alto como crecía, se acercó a él y le tomó la mano para presionar la herida con la tela.

Sus ojos violetas volvieron a los azules de él y dio un paso atrás al notar que estaba más cerca.

—¿Q-qué tal si te sientas un momento y respiras un poco? —le propuso apartando la mirada hasta su mano y retirando un poco el pañuelo para ver el estado de la herida—. Estás herido y agitado, los animales sienten cuando estamos nerviosos. Puede que Dante esté así por eso.

No estaba segura de que fueran palabras certeras, pero era lo único que se le ocurría decir para que él se recuperara un poco y el gato se calmara. Así como estaban no parecían poder llegar a ningún lado.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Sayen
Rango E

Mensajes : 57

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Ojos azules y bella tontería

Mensaje por Aaron Vanhagger el Jue Mar 02, 2017 7:07 pm

"Estás sangrando" y Aaron fijó la vista en ella, parpadeó y miró su mano. Sí, la sangre escurría hasta gotear. Maldito gato. Separó los labios para hablar, pero cuando alzó los ojos se encontró con ella frente a él, tomándole la mano y presionando la herida. Suspiró sin cambiar la mirada cansada cuando ella se alejó unos pasos. Al parecer era de las típicas mujeres tímidas o que tenían algún conflicto con el sexo masculino, no es que importara saberlo o algo parecido pero era bueno notar esas cosas... Una cosa era estar de mal humor y otra tener que hacerle pasar un mal rato a alguien que nada tenía que ver con su mala suerte.

- Dante está así porque es un maldito. -Dijo mirando al gato, que se sentó en el borde meneando la cola. Negó con la cabeza, rendido. No sabía exactamente cuál era el plan de su mascota, pero estaba interfiriendo con su propia planificación: Alejarse de Magnolia. Rebotó los ojos entre el felino y la mujer, no podía permitirse mucho tiempo con ella, si de casualidad la posibilidad de que lo buscaran se activaba ella podría estar involucrada...- Al demonio. -Hizo un ademán con la cabeza para que la muchacha lo siguiera y caminó a la fuente, se sentó a un lado de Dante, que nada más verlo se subió a su regazo y se acostó ronroneando. En serio, debía matar a ese gato. Apretó los dientes y esforzó una sonrisa para la dama. Tenía que pensar con claridad y alejarla a ella de él mientra él se alejaba de la zona, pero ¿cómo?- Evidentemente hoy el gato quiere tocarme los huevos, así que hablemos un rato y hacemos esas cosas salubres que se te ocurrieron como descansar un poco. -Apretó la mano herida contra su pecho y tendió la sana hacia ella.- Empecemos por presentarnos. Mi nombre es Aaron, ¿el tuyo? -

Valía no aclararle sus motivos, ese era un espacio vacío para pensar. Pensar... Algo que ahora parecía increíblemente difícil con su cerebro sólo pensando en dormir. En otra situación podía prestar mejor atención a la belleza que había tenido la suerte de cruzarse, pe- Un momento. ¿Qué hacía una chica como ella así de sola? Él justo estaba medio dormido, así que no era un peligro, pero no podía decir lo mismo del resto de los humanos existiendo en el mundo. Frunció el ceño y la miró.

- ¿Porqué estás sola? -


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Aaron Vanhagger
Rango E

Mensajes : 86

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Ojos azules y bella tontería

Mensaje por Sayen el Jue Mar 02, 2017 7:51 pm

Sayen volvió la mirada al gato sentado tranquilamente sobre la fuente y se preguntó qué parte de él podía ser un maldito. ¡Si se veía adorable! Era cierto que acababa de morder a su dueño y de escaparse de sus manos apropósito, pero creía que podía ser porque estaba preocupado por el muchacho en vez de ser en realidad un animal malvado. Sonrió un poco ante ese pensamiento y resopló por la nariz. Dante no se veía tan malo.
Al escucharlo de nuevo notó que él se alejaba hacia la fuente hasta dejarse caer a un lado del felino. Sayen se sintió un poco más tranquila al verlo allí porque estaba descansando un poco, él se veía agotado, tal vez por eso no podía sentir miedo o rechazo sino que se le activaban las ganas de ayudarlo. ¿Qué pasaba con ella y su lado samaritano? A veces no entendía cómo funcionaba su cabeza pero al ver a alguien en esas condiciones, como si fuera a caerse rendido de sueño, no podía evitar pensar que tenía que hacer algo al respecto así fuera sólo darle la idea de descansar.

Se acercó hasta un lado de él y mojó el paño en la fuente, escurriéndolo fuera, para poder limpiarlo de la sangre. Podría hacer con ello una venda improvisada para él si su herida seguía sangrando. Mientras hacía eso, Dante decidió que era buena idea sentarse sobre su dueño y mostrarse satisfecho. Sayen no pudo evitar soltar una risita al escuchar la forma en que el muchacho se expresaba y se dijo por dentro que al parecer el gato sí quería ayudarlo a descansar.

Cuando él se presentó, extendiendo una mano, Sayen se quedó un momento observándolo antes de dejar el paño, secarse las manos sobre la falda y acercar una de sus manos a él para tomar la de él. Aaron, era un lindo nombre. Se detuvo a medio camino del saludo cuando una nueva pregunta la tomó por sorpresa y debió ladear la cabeza con una sonrisa antes de responder con lo más cercano a la verdad que podía decir sin sentirse avergonzada.

—Estaba ordenando mis ideas. Este lugar es bastante tranquilo y me es fácil concentrarme —le respondió tomando su mano al fin, con una sonrisa más suave—. Mi nombre es Sayen, es un place, Aaron.

Decir su nombre en voz alta le pareció extraño porque sonó mucho más suave que la forma en que él lo había dicho y eso le hizo preguntarse si estaba bien su pronunciación. Apartó su mano de él y volvió a tomar la tela mojada del borde de la fuente para luego sentarse allí, apenas a unos centímetros de la mancha oscura del agua. Volvió de nuevo sus ojos a él y extendió su mano libre.

—Déjame ver la mordida, puedo vendarle si duele y el paño frío te ayudará a que no se inflame —le propuso con tranquilidad. Sabía que las heridas en las manos podrían hincharse y molestar por un largo tiempo ya que no sólo eran zonas blandas sino también de mucha movilidad. Ella sabía bien sobre heridas, aunque no por gusto—. Dime, ¿cómo terminaste así? —preguntó de pronto, con curiosidad—. No sólo tienes tu mano lastimada.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Sayen
Rango E

Mensajes : 57

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Ojos azules y bella tontería

Mensaje por Aaron Vanhagger el Vie Mar 03, 2017 2:30 am

Él podía curarse. O más bien necesitaba dormir y podría curarse. Suspiró, fastidioso con lo inútil que le hizo sentir ese comentario sin mala intención y le cedió su mano. Y la pregunta del millón, ¿qué debía responder? Se rió sin ganas y dejó caer la cabeza, cerró los ojos tomando unos segundos para pensar qué o cómo responderle.

- Me gusta golpearme cada vez que veo chicas lindas, así me cuidan. -La miró de reojo con una sonrisa tan ácida como el chiste que había dicho. Dante abrió los ojos y lo miró, volviendo a menear la cola.- Es que sino se hace muy dificil conseguir citas y esas cosas, así que bienenida, Sayen, esta es nuestra primera citas de muchas. -Y el gato le clavó las uñas en el regaño. Se sobresaltó y lo miró con odio.- La concha de tu madre Dante, te lo juro, hoy vas a ser la cena que reponga mis energías. -De acuerdo, el poco humor que le quedaba se había drenado por completo. Alzó el rostro al cielo.- En vista de que no se puede tener ni humor ahora, aclaro que era un chiste... Estoy así primero porque tuve una pelea y segundo porque estuve buscando a cierto gato... -

Bostezó y se cerró los ojos para poder presionar los parpados con su mano libre. Contó hasta 20 y se enderezó, mirando a Sayen un poco más tranquilo.

- Estoy un poco de mal humor, así que si digo algo fuera de lugar es eso. He dormido un poco mal estos días y hoy, jajaja, hoy fue el peor de todos los días. -Ladeó el rostro para poder mirar el agua de la fuente.- Sería genial que en vez de agua fuesen plumas, yo podría dormir, tú atenderme la mano y cuando me despierte... Podría cocinar el gato para ambos, ¿has comido gato alguna vez? Yo no, pero apuesto a que debe saber genial... Como a venganza. -


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Aaron Vanhagger
Rango E

Mensajes : 86

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Ojos azules y bella tontería

Mensaje por Sayen el Vie Mar 03, 2017 3:02 am

Al final, él la dejó atender su mano. Con una sonrisa tranquila, la muchacha pasó el paño con cuidado sobre las heridas del muchacho, por cada orificio que los colmillos del gato habían dejado, y cuando creyó que estaba lo suficientemente listo decidió que sacrificaría su pañoleta para ayudarlo. No es que pudiera dejar a alguien herido así como así. De hecho, si podía usar menos de la mitad entonces podría usar el resto para poner un paño frío en el ojo morado del joven. De seguro se vería más lindo sin ese ojo de color.

Su propio pensamiento la sorprendió, pero no tanto como la respuesta de Aaron. Volvió curiosa sus ojos a él. ¿De verdad se podía conseguir eso? Había pasado por alto el elogio pero no lo demás, él prácticamente estaba dando por ello que aquello era una cita. Sayen se sonrojó primero, intentó replicar después pero al final resopló con gracia. No podía tomarse en serio aquello, no cuando apenas lo decía el gato parecía estar vengándose de él y la discusión volvía a ser con el felino.

Aaron parecía una persona extraña, alguien de humor ácido y que se preguntaba si debía tomarse en serio lo que decía. El recuerdo del hombre del día anterior le generó la tensión necesaria para que pudiera romper la tela del pañuelo e intentó apartar de su cabeza todo aquello.

—Sé que era un chiste —le respondió con una sonrisa pequeña mientras terminaba de rasgar la tela para sacar una venda improvisada.

Según Aaron, había tenido una pelea y luego había tenido que buscar a un gato, por eso estaba de mal humor. Sin embargo, a todo eso se sumaban malos días de sueño. ¡Con razones estaba así! Sayen se preguntó si acaso también había comido mal en ese tiempo cuando él habló sobre sus ganas de dormir. Sin embargo, antes de decir nada al respecto, él soltó lo del gato como comida y la muchacha soltó una risa cantarina de pronto. ¡De verdad estaba completamente dormido!

—De seguro sabe a pollo. ¿Tu venganza sabe a pollo? —le preguntó con gracia, haciendo dos nudos con la venda para que no se corriera y dejando ir la mano del muchacho.

La verdad es que había escuchado que todo lo que no fuera carne roja, pescado o pollo también tenía sabor a pollo. Era como una generalidad y, si bien ella no había probado muchas cosas, tenía en claro que al parecer las carnes blancas sabían parecido. Aunque el gato era de carne roja, ¿sabría a vaca? No estaba segura de querer averiguarlo.

—Si tu casa está lejos, puedes dormir en uno de los bancos de por aquí —dijo señalando como ejemplo en el que ella había estado y luego volvió a mojar los restos de su pañuelo en el agua—. Puedo cuidar a Dante mientras duermes —le propuso mientras escurría el paño y lo doblaba—, no es que vaya a irme pronto de todas formas y no tengo nada para hacer hoy. Además, tu cuerpo necesita descansar si has peleado. —¿y ganado?, pensó. No sabía si meterse en ese terreno pues sabía que los hombres eran muy orgullosos al respecto de sus riñas.

Al menos así lo veía ella mientras acercaba su mano con el pañuelo húmedo al rostro del joven. Al verlo de nuevo a los ojos se dio cuenta de que se estaba tomando demasiadas confianzas porque él se veía indefenso y subió un poco los hombros mientras retiraba la mano.

—Lo siento, ¿te molesta si...? —dijo haciendo un ademán a su ojo lastimado y mirando al paño y al muchacho alternadamente un par de veces.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Sayen
Rango E

Mensajes : 57

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Ojos azules y bella tontería

Mensaje por Aaron Vanhagger el Sáb Mar 04, 2017 7:39 pm

- Mi venganza sabe deliciosa entonces. -Se quedó mirando a la nada mientras ella hablaba. ¿Dormir en los bancos? No, si debía irse de ahí... La miró de reojo.- No, adelante. -Le respondió acercándose más a ella y estirando el cuello para tener la cara junto. Cerró los ojos entonces. Se quedaría quieto hasta que ella le atendiera a gusto.- A decir verdad tendría que dormir en otro lado, verás, princesa, ésta persona con la que tuve la pelea seguro no está muy contenta... No sólo lo dejé un poquito inconsciente, sino que le robé sus cosas. -Dante saltó de su regazo al suelo y es desperezó.- Mi idea era ya marcharme, pero Dante hoy quiere tocarme los huevos y eligió escapar, venir hasta la fuente en medio de la nada y quedarse contigo vaya a saber porqué. -Abrió los ojos frunciendo el ceño.- ¿Le diste comida antes de que yo llegara? -

El gato los miró con desinterés sobre el hombro, meneando apenas la punta de la cola.

- Sí, estoy hablando de tí, hi- -

- ¡HIJO DE PUTA! ¡ESE ES EL HIJO DE PUTA! -¿Había el gritado tan fuerte al gato? No. No era su voz. ¿Había Sayen gritado eso al gato? No, eso definitivamente no era su voz, siquiera era voz de mujer. Alzó la cabeza y ahí estaba, el imberbe de su ex cliente. Se enderezó cruzándose de brazos, lo miró de arriba a abajo. Wow, lo había dejado muy mal. Un ojo, de la hinchazón, había desaparecido en una pelota violácea. El labio partido, la ropa tajada. Se tapó la boca ante la tentación de risa que le dió. No importaba que estuviese acompañado por dos monos gigantes que parecían dispuestos a partirle la cara.

- No conozco a este señor. -Aaron alzó las manos fingiendo inocencia, aún medio tentado. Los hombres lo miraron llenos de incredulidad.

- ...el ojo te delata, idiota... -

- Bueno, lo intenté. -Se puso de pie y se sacudió las manos, mirando a los hombres.- Sayen, ¿porqué no te llevas a Dante? -Dijo por lo bajo, sería mucho mejor combatir si no tenía nada qué cuidar o punto débil que le pudieran atacar.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Aaron Vanhagger
Rango E

Mensajes : 86

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Ojos azules y bella tontería

Mensaje por Sayen el Sáb Mar 04, 2017 9:06 pm

Aaron se dejó hacer con una tranquilidad y confianza que le dio calma a la muchacha. De seguro era porque él estaba cansado, pero pese a ser un muchacho no se sentía desagradada a su lado, incluso su forma ácida de hablar le parecía chistosa. Él se acercó un poco más, estirando el cuello para cederle el rostro, y ella se animó a apoyar con cuidado el paño frío sobre el moratón para ayudarlo a bajar el color morado de allí. No podía hacer mucho más, no tenía poder alguno sobre el elemento y no sabía dónde podría conseguir algo de hielo. Era una pena, esa marca se volvería negra y luego verde en unos días, aunque eso no le quitaría lo bonito a su rostro.

Abochornada por los pensamientos, metió su mano en el agua para mojar el paño, lo escurrió y volvió al apoyarlo en el golpe del muchacho mientras él hablaba. Le sorprendió saber que él no sólo había salido vencedor en la pelea,pese a su contextura delgada que podría haber indicado otra cosa, sino que además le había robado a su contrincante tras dejarlo inconsciente. Se preguntó qué cosa podría llevar a alguien a hacer eso y si él había iniciado la pelea o no, ¿sería de esos hombres malos que traían problemas o había una razón para todo eso? Ella no era quién para juzgarlo, aunque si lo había hecho sin razones le parecía algo cruel.Como fuera, necesitaba otro sitio para dormir.

—No le di nada, no traigo nada encima —le respondió ante su pregunta mientras desviaba la mirada al gato que se había bajado y su dueño comenzaba a molestarlo—. Aunque si hubiera tenido algo...

Sayen tenía una debilidad con los animales, no podía evitarlo. Iba a hacer un chiste al respecto cuando una voz gritando la sobresaltó. Por reflejo apartó la mano de Aaron, llevando a su pecho y volvió la mirada para encontrar a tres hombres grandotes cerca, uno de ellos tenía unas pintas terribles por los golpes recibidos. ¡Se metió con alguien muy grande!, no pudo evitar pensar la muchacha con pavor al verlos y se quedó paralizada en el lugar. ¿Qué debía hacer? Aaron intentó hacerse el tonto pero no funcionó y al final le pidió que se llevara a Dante. Sayen se puso de pie para hacer eso pero...

—No —replicó de pronto, adelantándose para tomarlo de un brazo con una seguridad fingida—. No puedes ir contra tres en ese estado. Ven conmigo —le pidió jalando un poco de su brazo, con su mirada clavada en él de forma obstinada.

Al mismo tiempo, a su alrededor, una figura comenzó a formarse y de la nada el aguará apareció a su lado. Un zorro de crin de un metro diez de altura apareció alrededor de ella, gruñendo por lo bajo, antes de rodearlos a ambos e interponerse entre el muchacho y los hombres delante de él. El aguará soltó un sonido más alto que todos pudieron escuchar y Sayen cerró más sus dedos alrededor del brazo de Aaron, intentando con eso disimular el ligero temblor que comenzaba a atraparla por la presencia de esos hombres iracundos.

—Toma a dante y ven conmigo —insistió. Si él aceptaba, saldrían corriendo de allí hacia el sur. No conocía demasiado Magnolia pero sabía los atajos a tomar para llegar a un lugar seguro.

técnica:
Aguará
Descripción: Crea la figura de un aguará guazú, un cánido silvestre con una impresión reforzada por la densidad de su pelaje y la distintiva melena de crines alrededor del cuello. Alcanza los 1,10 m de altura a la cruz y hasta los 1,25 m de longitud más 45 cm de cola. La estructura del cuerpo se asemeja a la de un zorro, aunque las patas largas le dan un aire desgarbado muy peculiar.
Su pelaje es largo y tupido, de color anaranjado rojizo con el vientre más claro. Tiene marcas negras en el hocico, las extremidades y a lo largo de la espina dorsal, así como otras blancas en el resto del cuerpo.
Esta figura aparece atrás o a un lado de Sayen y produce un solo sonido: un gruñido de advertencia para que la otra persona no se acerque. Por lo general se muestra con el pelaje erizado y mostrando los dientes pero puede verse relajado si la maga no se siente en peligro. Puede alejarse de la maga hasta cinco metros en cualquier dirección para simular un ataque aunque no puede hacer daño real sino que deja una sensación de calor en la zona atacada.
Puntos débiles:
-Es intangible.
-Es mudo para cualquier otro sonido.
-No puede separarse demasiado de su dueña.
-Sus ataques no producen daño.
Duración: 2 post.
Recarga: 3 post.
Veces por tema: 2 veces.
Imagen:
Aguará:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Artista: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Sayen
Rango E

Mensajes : 57

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Ojos azules y bella tontería

Mensaje por Aaron Vanhagger el Mar Mar 07, 2017 1:13 am

Su primer reacción al sentir la mano de Sayen es fue tirar en sentido contrario. Giró el rostro mirándola con el ceño fruncido. ¡No necesitaba que alguien más lo protegiera! ¡Podía él mismo defenderse! Apretó los dientes, preparándose para responder, pero su piel se erizó en cuanto un zorro apareció de la nada junto a ellos. El gruñido que hizo lo llenó de un pavor inexplicable. Es decir: Él nunca tenía miedo de los animales, poco le importaba si le gruñían o mostraban los dientes, nada de ellos les daba miedo... No había conocido ningún animal real que pudiese dejarlo tan atontado.

Siquiera notó el temblor de Saye, había palidecido y sus ojos estaban perdidos en la espalda del animal. Con el rostro estupefacto estaba paralizado. Dante se giró hacia él, notando el problema con su amo. Con un maullido molesto trepó por el frente hasta ubicarse en el pecho, con un movimiento rápido mordió con fuerza el cuello y Aaron dió un respingo. Intercaló miradas entre su mascota y el zorro y sin pensarlo apretó con fuerza la mano de Sayen y se puso a correr tan rápido como sus piernas respondían hacia el sur. Ese animal se había puesto delante de ellos y si había algo que conocía muy bien eran sus putas debilidades. Estaba seguro que ese animal no era real y ahora tenía todo el sistema nervioso alterado.

Su corazón logró calmarse sólo cuando estuvieron un poco adentrados en el bosque: Mitad porque estar cubierto de maleza lo hacía sentir más seguro, mitad porque estar en medio de la maleza le obligaba a ir más despacio. Se giró hacia Sayen, sin soltarle la mano y con la respiración agitada.

- Sayen. -Le llamó sin dejar de avanzar, ahora con pasos más cautelosos: El no hacer ruido le aseguraba más seguridad y un oído más libre para oír enemigos.- De casualidad, ¿eres una maga de ilusiones? -Quiso saber, más valía prevenir que lamentar. Si su nueva compañera significaría una debilidad debía estar preparando un escudo contra eso. Maldición, debía pensar un modo de deshacerse de ella. ¿Dónde podía quedar seguro para él ganar el mayor kilometraje posible entre ellos? No podía permitirse estar junto a alguien capaz de quitarle los pies de la tierra con un chasquido de dedos, habrían pocas batallas que pudiese combatir en ese estado... Dante se acomodó en su hombro afianzándose con las garras a la ropa.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Aaron Vanhagger
Rango E

Mensajes : 86

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Ojos azules y bella tontería

Mensaje por Sayen el Mar Mar 07, 2017 12:15 pm

La reacción de Aaron al ver al aguará la dejó sorprendida. Si bien se había girado hacia ella con claras intenciones de soltarse, casi con un rostro que auguraba que diría algo así como "puedo solo" como si fuera un capricho, apenas vio al animal se paralizó. Notó que el rostro de por sí pálido del muchacho se tornaba aún más blanco y que su cuerpo se ponía rígido. Sayen se preguntó si había hecho algo mal, si él le temía a los animales o algo por el estilo pero descartó eso último porque él tenía un gato. ¡El gato!

Buscó a Dante con la mirada en aquellos segundos de parálisis y notó que el felino se dirigió a su duelo para trepar por él y luego morderlo. El dolor pareció hacer reaccionar a Aaron y de pronto él le tomó con fuerza la mano que había estado a punto de soltar para jalar de ella con fuerza mientras salida disparado hacia el sur. Se sorprendió de que él tomara la misma dirección pero un primer traspié que no llegó a tirarla le recordó que no tenía tiempo para quedarse sorprendida y que mejor era correr.

Siguió sus pasos lo más rápido que pudo y notó cómo, al alejarse cinco metros, su magia desaparecía. Algún día tendría que hacer algo al respecto, necesitaba poder enviar a sus ilusiones más lejos de ella, tenía que entrenar ese punto tan importante o nunca podría hacer nada útil en las misiones.

Se adentraron en el bosque, que comenzaba justo después de aquella pequeña plaza a la salida de la ciudad, y bajaron la velocidad pero no dejaron de andar. Si bien la misma vegetación los hacía ir más despacio, ambos estaban agitados como para seguir corriendo y la humedad del micro-clima del bosque les hacía las cosas más complicadas. En momentos como ese, Sayen quería regresar a esa pequeña plaza y refrescarse con el agua de la fuente.

La pregunta de Aaron, que guiaba el camino sin soltarle la mano, la hizo ladear un poco la cabeza y asentir.

—Sí, lo soy. ¿Ha sido demasiado obvio? —preguntó un poco preocupada al respecto, temiendo que sus animales estuvieran empezando a perder la apariencia tangible de pronto—. Ah, por aquí —le dijo deteniéndose y jalando de él hacia un lado.

No sabía exactamente cómo eran los caminos del bosque, pero en al huida del día anterior, había hecho un camino diagonal que la llevó más rápido a la posada donde descansaba. Aaron se veía agotado, caminar por un lugar caluroso en ese estado podría ser malo para él y podría terminar colapsando, si lo hacía en el bosque ella no podría ayudarlo. Mejor darle un sitio para descansar. Ella podría irse mientras él dormía y... y... ¡ya vería luego cómo solucionar sus problemas!

—Por cierto —agregó de pronto volviendo la mirada a los ojos azules—, dijiste que le habías robado a esos hombres, ¿por qué? —preguntó con curiosidad, intentando saldar la duda que le habían dado las palabras del muchacho.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Sayen
Rango E

Mensajes : 57

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Ojos azules y bella tontería

Mensaje por Aaron Vanhagger el Lun Mar 20, 2017 3:08 am

Negó con la cabeza. De hecho, si el no supiera que tenía buen tacto con los animales jamás se habría percatado. No importaba las líneas llamativas sobre el pelaje ni el color intenso que tenía aquella ilusión, parecía demasiado real. Habría caído por completo en ella si no hubiera tomado la forma de un animal, no importaba el mareo, la sensación de debilidad ni todos los puntos delatores que le gritaban a su cuerpo que aquello era magia de ilusión: Había sido el terror que jamás habría sentido por un canino lo que le dio la verdadera advertencia. Genial. Simplemente genial. Ahora no sólo tenía que pensar cómo enfrentar a los imbéciles sin involucrar a Sayen, sino que la misma Sayen era una peligrosa caja de pandora para él.

- Jamás habría podido decir que era una ilusión si no fuera que tu... ¿Era un zorro? ¿Un perro? Bah, no importa, lo que fuera que hiciste me dió terror. Un animal real jamás me daría terror. -Se dejó jalar, entre las pocas fuerzas que tenía y la cabeza que le daba tumbos no tenía muchas más opciones que seguirla. Tardó unos segundos en entender lo que ella le preguntaba y otros más en procesar que estaba mirándolo. Alzó la vista y suspiró.- Digamos que acordé que me pagaran cuatro jewels por un trabajo y me dieron una. Así que les pegué y les robé. Por idiotas. -¿Debía profundizar más? Bueno, podía añadir que no se había quedado con las pertenencias de ellos pero... No, podía ser contraproducente: Es decir, ¿qué mejor que se alejara sola porque reconocía en él a un insensato? Sí. Aparte toda esa idea de haber repartido los bienes le daba algo de pena, prefería hacer muestrario de sus golpes antes que de sus buenos actos, éso sólo lo hacía sentirse débil.

Podía sentir los párpados como plomo. ¿Y si se tiraba a dormir ahí mismo? Dante mauyó en el momento justo que él tropezaba. Maldición, había dado una cabezada de más. Se rascó la cabeza y se fregó los ojos sin dejar de caminar, necesitaba despabilarse de alguna manera. ¿Cómo... cómo...? Miró a Sayen.

- Hey, ¿podrías aplicar algo de tu magia en mí? -Capaz algo de terror le volviera a activar adrenalina en sangre, entonces dejaría de estar a un paso de convertirse en piedra y podría mutar en un ser útil, o al menos un ser que supiera caminar.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Aaron Vanhagger
Rango E

Mensajes : 86

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Ojos azules y bella tontería

Mensaje por Sayen el Lun Mar 20, 2017 4:26 am

La sorprendió saber que lo que había atacado al muchacho al ver sus ilusiones era el terror, él no se había puesto pálido porque se sintiera mal o porque hubiese algo raro en su aguará sino porque era una ilusión. Un animal real no le daría miedo, eso había dicho. No pudo evitar sentirse sorprendida por eso, nunca había conocido a una persona que tuviera debilidad ante su magia intangible así como tampoco había conocido a alguien capaz de admitir sin dudar que no le temería a un animal. Esas palabras le hacían sentir que, de alguna forma, estaba tratando con alguien muy peculiar.

A pesar de que  no estaba segura de que el muchacho fuera a responder sus duda respecto al robo, Aaron se mostró abierto al decirle en pocas palabras lo que había acordado con los hombres y cómo estos rompieron su palabra. Eso estaba mal, muy mal. Los servicios de alguien debían pagarse lo dicho, más aún cuando ya habían arreglado el monto desde un principio, no se debía faltar a la palabra. Podía entender que el muchacho estuviera molesto por eso y hubiese reaccionado a los golpes, robarles tal vez fue su manera de cobrarse lo que merecía. Podía entender la lógica detrás de todo eso y aquello la hizo pensar un poco.

Frente a un tronco partido que la obligó a pasar por encima, Sayen aprovechó la oportunidad para desviar sus ojos de él al suelo y ordenar su cabeza. Ella sabía que su sentía de la justiciera era un poco retorcido y que era bastante personal, pero no sabía qué tan extraño sería que ella se mostrara de acuerdo con las acciones de Aaron. Sí, moralmente hablando, robar estaba mal pero si la otra persona rompía su palabra y estaba faltando a la moral, ¿no era justo que recibiera un castigo? Tal vez los golpes estaban de más, pero no era como si alguien pudiera ir y robar sin esfuerzo algo de manera tan frontal. Los golpes habían sido un extra y, tal vez por eso mismo, el propio ladrón salió lastimado.

En cierta forma, a ojos de la dama, los marcadores estaban empatados. Era obvio que el otro hombre estuviese enojado pero para empezar había sido él el equivocado al no querer pagar lo prometido. Los métodos no eran ortodoxos, pero quien las hace las paga.

—Supongo que no estuviste mal —soltó como al pasar pues sabía que cualquier persona normal se horrorizaría al entender sus razones. No podía culparlo si la veía raro luego de eso.

Lo que hizo que su mente dejara de pensar al respecto fue el pedido del joven. Lo miró a los ojos, entre sorprendida y confundida, antes de ladear un poco la cabeza.

—Dijiste que te dio terror antes, ¿no crees que será contraproducente? Casi tropiezas recién, ¿qué hago si te desmayas de la impresión? —le preguntó de pronto preocupada porque, a pesar de ser un hombre, a pesar de sus alarmas, no podía simplemente dejar a alguien herido y agotado tirado en medio del bosque tras caer rendido ante su magia. No podía, su mente no iba a perdonárselo jamás si se atrevía. Él no le había hecho nada como para merecer que lo abandonara.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Sayen
Rango E

Mensajes : 57

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Ojos azules y bella tontería

Mensaje por Aaron Vanhagger el Jue Mar 23, 2017 9:26 pm

"Supongo que no estuviste mal" tan sólo oír las palabras lo hizo reír. ¿Qué le pasaba a esa chica por la cabeza? ¡A ver, que no se malinterpretara! Estaba muy orgulloso de haber molido a golpes al hombre y luego sacarle todo, pero no era normal que otros lo aprobaran. ¿Sayen no pensaba en las derivaciones lógicas de esa clase de comportamientos? ¿No asociaba, como todo mundo, que él podía ser un violento y un sociópata? ¿Un ladrón? ¿O MÍNIMO ESTARLE MINTIENDO? Venga, no, no le había mentido, pero ¿de verdad estaba creyéndole de buenas a primeras? Esa chica era todo un peligro para ella misma. Y lo siguiente lo hizo estallar: ¡Estaba preocupándose por el maleante al que había ayudado! Alzó la mano agitándola ante la chica, en un gesto que le pedía que se detuviera.

- Ya, ya, con eso también has ayudado. -Se enderezó masajeandose la cara. Por algún motivo esa clase de personas tan inocentes siempre le daban ansiedad por cuidarlas de alguna manera. Respiró varias veces hasta calmar el espasmo de la risa.- Si me desmayara, igualmente, podrías despertarme con un beso. -Le guiñó un ojo antes de volver a retomar el camino, la risa le había dado un buen plus de energía para poder seguir un poco más, o al menos se sentía un poco más espabilado. La miró por sobre el hombro mientras seguían, Dante lo imitó, clavando sus ojos en Sayen.- ...fuera de bromas igual, ¿tú siempre eres así de confiada? No es difícil barajar la posibilidad de que todo esto sea un montaje para poder secuestrarte, tal vez hasta estoy fingiendo estar cansado y los golpes son maquillaje. -El siempre pecaba de paranoíco, jamás lo aceptaría, para él era sólo ser precavido y no toleraba o no creía posible que el resto de las personas no lo fuera. El mundo estaba lo suficientemente torcido como para probarlo.

Oyó un ruido a sus espaldas y aceleró el paso, estaba un 80% seguro de que eran los tipos tras ellos. Empezó a mirar en todas direcciones a ver hacia dónde podían escapar. Bufó molesto y encaminó hasta algunos arbustos juntos, arrastrando a Sayen con él. Debían separarse, debía conseguir alejarla de un conflicto que no le correspondía... Pero si le decía eso de manera directa apostaba que la niña corazón se pondría en testaruda, porque por algún motivo ése parecía ser el día de proteger a Aaron. Alzó el dedo índice para llamar la atención de ella en silencio, las ramas crujiendo se oían cada vez más cerca.

- Vamos a separarnos para asegurarnos de dividirlos, ¿está bien? Hacia el sur hay un río en este bosque, tiene una pequeña cascada con una cueva detrás, vamos a encontrarnos ahí... Es inútil poner horario de encuentro, así que tendremos un horario de tolerancia, si a las ocho de la noche alguno de los dos no llega el otro sigue camino, ¿okay? -Se separó, avanzando unos metros hacia el lado contrario por el que venían. Susurró algo a Dante y giró la cabeza hacia ella. El gato dudó un instante, pero pronto había bajado del hombro de su amo para ir hacia la chica.- Me siento más seguro si está con el más entero de los dos, cuídalo. Si no nos llegamos a encontrarnos a las ocho, él sabrá cómo encontrarme. -Mantuvo la voz apenas un poco más fuerte que los susurros anteriores, ahora sí se quedó esperando: Primero a que Dante llegara a ella y segundo para asegurarse que ella había entendido el plan.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Aaron Vanhagger
Rango E

Mensajes : 86

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Ojos azules y bella tontería

Mensaje por Sayen el Jue Mar 23, 2017 11:26 pm

La muchacha frenó su andar al ver el gesto de su compañero que pedía que se detuviera y lo miró sin entender, Aaron parecía a punto de estar por reírse de algo. ¿Acaso había dicho algo gracioso? No entendía cuál era el chiste pero sus dudas al respecto desaparecieron ante la simple solución que él mostraba frente a un presunto desmayo: un beso. Sintió que sus mejillas se sonrojaban un poco al mismo tiempo que fruncía los labios, ¡era la segunda vez que decía algo con eso y no era gracioso! Si se llegaba a desmayar lo despertaría poniéndole el culo de Dante en la cara.

Cuando él retomó el camino, la muchacha se cruzó de brazos y lo siguió simulando estar molesta por aquella broma aunque esa pose no le duró mucho. Las siguientes palabras del joven la hicieron ladear la cabeza. Bueno, él tenía razón en algunas cosas, se había confiado de más al ver su aspecto débil y cansado así como su contextura delgada que no la atemorizaba. No podía no darle la razón en eso, pero en su defensa podía decir algo; ¿realmente podía? Es decir, ¡cómo explicárselo!, ella había comprobado que los moretones no eran falsos  al limpiar su rostro, había visto al muchacho realmente agotado y encima preocupado por su mascota. No podía ver con malos ojos a alguien así y, si aún eso no alcanzaba, en ese momento podía alegar que si él fuera a hacerle algo entonces no le estaría advirtiendo (o Sayen quería pensar eso).

Ya había pasado una vez por el engaño, confiaba en que si realmente algo así fuera  pasar de nuevo, tendría la cabeza y sentido común necesarios como para percatarse. Pero decirle todo eso a Aaron era contarle a un desconocido cosas que no quería, detalles de su vida que no debía saber, porque si admitía que una vez la habían engañado entonces admitiría el secuestro y todas las cosas malas que le ocurrieron frente a alguien a quien, a fin de cuentas, no conocía lo suficiente.

Se quedó en silencio, dejando que él creyese lo que quisiera, y siguió caminando. Un ruido a sus espaldas los alertó y ambos comenzaron a ir más rápido. De pronto, Aaron la arrastró hacia unos arbustos para ocultarse pero el acabó tropezando y cayendo de rodillas con una torpeza que no recordaba tener. Siseó por lo bajo al sentir sus rodillas arder pero no dejó que eso la distrajera del plan del joven. Aaron tenía razón, sería mejor separarse, distraerlos, ir hacia lados diferentes. Sin embargo, porque siempre hay algo que puede destruir todo, la idea de una cueva a oscuras no era exactamente un sitio agradable al que Sayen tuviera muchas ganas de visitar tras una larga huida. Tampoco era un sitio estratégicamente bueno si acaso la seguían hasta allí y... ¡A la mierda! La realidad era que un sitio cerrado y oscuro era combinar dos miedos de la muchacha que ella no sabía si iba a poder afrontar.

Sonrió un poco nerviosa y se sobresaltó al sentir ruidos más cerca. Miró hacia el arbusto, hacia Dante que había quedado a su cuidado y de nuevo a Aaron, el muchacho débil a su magia. Se le escapó una risita nerviosa.

—¿Cómo te digo esto...? —Exacto, cómo le decía que no podría ir al lugar que el mencionaba, cómo le decía que no podía seguir el plan y que los encontrarían... Momento—. Aaron, de verdad, de verdad que lo lamento mucho de antemano —se disculpó bajando un poco la cabeza.

Y apenas terminó de decir eso, se impulsó hacia él, aprovechando la cercanía que tenían lo tiró al suelo y se puso encima de él apoyando las manos a un lado  de los hombros del joven. Se sintió un poco avergonzada por aquella posición pero intentó que eso no la desconcentrara, que sus piernas a cada lado de la cadera de Aaron no le recordaran lo bochornosa de la situación. ¡Aquello era terrible para su fobia! Pero tenía que mantenerse cuerda. Desviando el rostro cerró los ojos, imaginó los arbustos que estaban a su alrededor y duplicó la imagen sobre ellos. Con un diámetro de un metro por un metro de alto, la imagen de la vegetación los cubrió y la muchacha aprovechó que en parte ellos estaban cubiertos por los arbustos para ocultarlos por completo. Desde dentro de su magia, el exterior se veía desaturado y algo gris.

Técnica:
Vegetación
Descripción: La maga puede copiar una sección de vegetación viva para ocultarse u ocultar a algo o alguien de la vista de los demás, engañando sólo el sentido de la visión de las otras personas.
El área donde genera esta ilusión es de un metro cuadrado de superficie por un metro de alto y sólo puede copiar cosas que haya visto antes a su alrededor como un arbusto, un tronco, un matorral de flores, pasto, etc. Cosas grandes como un árbol completo o de mayor tamaño a la superficie de ilusión no podrán ser reproducidas.
Puede esconder desde personas a cosas en ese área y desde dentro de la ilusión los colores del exterior se vean desaturados, más grises que coloridos.
Puntos débiles:
-Es intangible.
-No puede ocultar los sonidos desde dentro de la ilusión.
-No puede engañar al olfato.
-Si hay un mamífero escondido no es útil contra reptiles.
-La ilusión no se mueve con el viento ni cambia por efectos del ambiente una vez creada por lo que es fácilmente distinguible si hay un cambio brusco en al luz o aire del ambiente.
Duración: 3 post.
Recarga: 4 post.
Veces por tema: 2 veces.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Sayen
Rango E

Mensajes : 57

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Ojos azules y bella tontería

Mensaje por Aaron Vanhagger el Vie Mar 24, 2017 12:41 am

La risa de Sayen no le gustó nada. Alzó una ceja estresado otra vez, ¿qué? ¿qué tenía para acotar? ¡Que el plan era sencillo! El sonido estaba demasiado cerca, hizo un ademán con la cabeza para que se apresurara a hablar. ¿Lamentarse? ¿De qué? Y pronto la tenía encima. Hizo un gesto todavía más confundido que antes, no pudo procesar la posición de ella, apenas si entendía que estaba recostado en el suelo y que ahora corría la cara, ¿porqué corría la cara? Intentó alzar la espalda, tenía toda la intención de dar vuelta la situación, de cargarla como un saco de papas y atarla a la copa de un árbol si era necesario para que se quedara quieta y a salvo pero algo lo detuvo.

De pronto sintió como un vacío le creía en el estómago. Estaba seguro que estaba abriendo y cerrado la boca, pero no salía su voz. Los oídos comenzaron a zumbar y sus ojos a perder enfoque. Miró desesperado hacia los costados, se le estaba cerrando la garganta y no tenía fuerzas para sacarse a Sayen de encima, ¿era ella la que le estaba dando tanta presión? ¿Estaría ahorcándolo? No lo entendía, no lo entendía. Nada parecía diferente en sus alrededores. Una bola negra se acercó por su derecha y por el maullido acuoso supo que era Dante. ¿Dante estaba bien? ¡No, seguro que no! Eso explicaría el pánico y la alarma que latía en cada rincón de sus venas, llenando la sangre de espinas.

Apretó los puños, sintió de forma exagerada la tierra en la piel y la forma en la que se calaba debajo de sus uñas. Ahora perdía el control de dónde ubicar la cabeza y volvía la vista hacia arriba, viendo las copas de los arboles multiplicarse y mezclarse, armando del verde oscuro una pasta verde clara al mezclarse con el cielo; poco tardó en empezar a centellar. A llenarse de estrellas y manchas grises, manchas que en una velocidad extraordinaria que para el se sintió eterna se multiplicaban en toda su visión, enmarcando los costados y extendiéndose hacia el centro. Pronto ya no podía distinguir ni manchas, solo un gris confuso con esquirlas de colores que comían todo haciendo todo más y más oscuro. Su cerebro se desconectó cuando su cuerpo ya no resistió, dejándolo en completo negro. Ahora no tenía un animal imaginario que le indicara que estaba bajo los efectos de una ilusión para poder alzar la alerta para mantener la cordura.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Aaron Vanhagger
Rango E

Mensajes : 86

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Ojos azules y bella tontería

Mensaje por Sayen el Vie Mar 24, 2017 1:25 am

Ante los ruidos cada vez más cercanos, Sayen no tuvo tiempo de preocuparse por el estado de Aaron o de Dante, confió en que ellos estarían bien y se dedicó a vigilar el exterior para saber si su ilusión estaba funcionando o si acaso alguna de aquellas personas era un mago que podía desbaratar su magia. Se mantuvo en silencio, apretando los ojos e incluso agachando la cabeza al escuchar los pasos cerca, las voces de los hombres buscándolos y las maldiciones la pusieron tan nerviosa que sintió su magia ondular una vez pero nada pasó.

Los tres hombres pasaron a un lado de ellos sin siquiera darse cuenta de que los arbustos estaban duplicados y mucho menos que allí abajo se encontraban ellos tres escondidos. Incluso cuando los hombres pasaron de largo, la muchacha mantuvo la ilusión y sólo cuando al sacar la cabeza se sintió segura decidió disolver los arbustos. Desde allí, erguida sobre sus rodillas, volvió la mirada a Aaron para volver a disculparse y notó que él tenía los ojos cerrados. Sorprendida y preocupada, se hizo a un lado y se sentó en el suelo para poder tomarle el rostro al joven. Con cuidado le golpeó las mejillas llamando su nombre y llegó incluso a jalarle de la piel para despertarlo, pero nada ocurría.

—No me digas que lo maté —dijo en un tono poco gracioso mientras observaba a Dante que a pesar dela inconsciencia de su dueño parecía muy tranquilo.

Sayen entonces entendió que aquel mismo terror que al muchacho le había dado ver a su aguará, podría haberlo atacado mientras ella los escondía. ¿Acaso incluso siendo la ilusión de árboles él se veía así de afectad? ¿Por qué sería? No conocía a nadie como él, nadie tenía esa debilidad a ella. Lo observó sin entender, con la preocupación y la curiosidad peleando dentro de ella, y al final decidió que así no llegaría a nada.

Asegurándose una vez mas que él respiraba, acercando su oído a la nariz del muchacho, tomó la decisión de saber de allí. Estaban metidos en el bosque, en un sitio que de por sí era peligroso, con los hombres que podían regresar. Quedarse allí no era algo coherente y ella lo sabía.

—Tendré que compensarlo por esto —aseguró la muchacha con la culpa comiendo sus talones.

No podía creer que no hubiese pensado enq ue podría dejar de verdad inconsciente a Aaron por su magia. ¡Tenía que se más precavida! Para colmo de males, él no parecía despertar ni aunque lo movieran. "Si me desmayara, igualmente, podrías despertarme con un beso". Sayen sacudió la cabeza de un lado a otro mientras sentaba al muchacho y se pasaba una mano de él por los hombros. Tuvo que poner toda la fuerza en sus piernas para poder levantarse y aún así le cortó mantener el equilibrio y dar los primeros pasos con él encima. El fuerte de la maga no era la fuerza y cargar con el muchacho le estaba costando, por lo que debía tener mucho cuidado al avanzar por aquel terreo irregular.

—Dante, vamos —le dijo al gato con una sonrisa forzada por el esfuerzo.

Lo que siguió a eso, casi era una repetición constante de lo mismo antes. El esfuerzo por salir del bosque, la llegada a la plaza, el paso hacia la ciudad y de allí a la posada. El tramo fue largo y Sayen tuvo la sensación de que caminó cargando con Aaron por al menos más de una hora, a pesar de lo largo Dante no se quejó ni una vez. Apenas pusieron un pie en la posada donde ella se alojaba, incluso la encargada de las llaves se acercó a ayudarla al verla en el estado en que estaba, con algunos rasguños, el pelo revuelto, el sudor bajando por su cuerpo y un joven hombre golpeado e inconsciente medio cargado en su espalda.

Con la ayuda de otro hombre que se hospedaba y de la casera, llevaron a Aaron hasta su cuarto y lo dejaron en la cama para que descansara. Sayen se encargó, queriendo hacer aunque sea algo bueno por él, de sacarle las botas y la chaqueta antes de arroparlo con una manta que tenía a los pies del colchón. Tras eso, declinando la oferta de otra habitación, la muchacha le pidió a la dueña si le permitía darse una ducha caliente para sacarse el sudor y pronto tuvo agua caliente en el grifo de su cuarto.

Sayen disfrutó de una ducha simple, con la tranquilidad de que Aaron dormía en el cuarto contiguo, y continuó el resto del día como si nada estuviera ocurriendo. Vistió sus ropas cómodas, bajó a cenar, charló con algunas mujeres del lugar y cuando la noche llegó volvió a su cuarto para descubrir que aún estaban allí Aaron y el gato. El muchacho siquiera se había despertado una vez y el gato, en su adormilamiento, sólo atinó a despertarse al oler lo que ella tenía en las manos: un plato con carne cruda cortada para él.

Al estar en esa situación extraña, con un desconocido en su cama y sin defensas posibles, Sayen se dio cuenta de que tal vez aquello había sido una tontería. Aún así, no podía simpelmente echar al joven o hacerlo dormir en el suelo después de que ella lo había dejado inconsciente sin quererlo. Suspiró. No le quedaba otra que hacerse cargo de sus acciones.

Sólo por si acaso, fue a cambiar sus ropas por un pijama al baño y decidió que esa vez dormiría en el pequeño sillón de una plaza que hasta el momento había sido ocupado únicamente por su bolso de viaje. Tomó una manta de reemplazo de la mesa de noche, por si acaso dejó sus dagas cerca de ella y, envuelta en la tela como una manta protectora, se quedó observando a Aaron con una desconfianza muda hasta que al fin se quedó dormida.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Sayen
Rango E

Mensajes : 57

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Ojos azules y bella tontería

Mensaje por Aaron Vanhagger el Mar Mar 28, 2017 2:36 am

Abrió los ojos lentamente sintiendo cómo la cabeza le daba vueltas y el cuerpo pesaba diez veces más de lo normal. Casi parecía una resaca, pero él no había bebido nada, ¿o si? Se incorporó intentando recordar qué había sucedido. Recapituló los días que había estado comiendo y duermiendo poco... La golpiza, Sayen y... Negro. ¿Qué había pasado? Estaban en el bosque pero reconocía el entorno de ahora como una habitación, ¿porqué estaba en una habitación? Recorrió todo el entorno hasta dar con la rubia, ¿en un sillón? Miró hacia abajo: él estaba en la cama. Bufó, ¿porqué no le sorprendía? Se puso de pie y estiró las piernas, se quedó estático mientras el mundo a su alrededor volvía a encontrar su centro hasta quedarse quieto.

Dante maulló suavemente sobre la cama y Aaron le sonrió para rascarlo tras las orejas. En un susurro le pidió silencio, con una palmada le señaló su hombro. El gato lo miró un instante antes de volverse a los pies de la cama y hacerse un obillo. ¿Cómo no se lo esperó? Lo desestimó con un movimiento despectivo de la mano y fue hasta Sayen.

- Hey. -Dijo con voz suave, sacudiéndola por el hombro. Esperó unos segundos por alguna reacción: Nada. Se ubicó entonces para poder cargar a la chica en brazos y llevarla hasta la cama, la acomodó como pudo y la tapó con las mantas. Ahora le quedaba atenderse él, no sabía qué hora era pero podía asegurar que había estado durmiendo unas largas horas al hallar el cielo en una noche cerrada. Miró a Dante, que ya se había acomodado como un obillo a un lado de Sayen.- Gato traidor. -Le dijo mordaz, no esperó a recibir respuesta del gato y salió de la habitación tras calzarse las botas.

Se presentó con la casera, quien lo puso al tanto de que allí era donde Sayen se hospedaba y lo que la había ayudado con las pocas cosas que le pidió para hacerse cargo de él. Le dijo que era media noche y que la cocina estaba cerrada, pero Aaron sabía comprarse a las personas por lo que no sólo consiguió una cena caliente por un módico precio sino compañía durante toda la cena, la mujer era un encanto y él estaba aburrido. La ayudó a levantar las cosas y lavar entre chistes antes de despedirse, acompañarla a verificar que todo quedara asegurado en la posada hasta la puerta de su habitación y regresó a la de Sayen.

Ahora que tenía comida en el estómago se sentía mejor y en vista de que su compañera debía estar cansada también decidió aprovechar su bondad para tener unas buenas horas más de descanso antes de seguir camino. Se encaminó al sillón con la manta que ella tenía originalmente y notó las dagas, dejando el abrigo sobre su cama tomó las armas para dejarlas cerca de Saye, estaba bien que tuviera sus cosas cerca y ante cualquier problema era mucho más útil tenerla armada que hacer malabares.

Sin más se quitó las botas, la camisa y el pantalón antes de acostarse y taparse con cuidado de que nada indecente pudiera asustar a la durmiente si es que abria los ojos antes que él. Su respeto tenía un límite: Y ése era la incomodidad de dormir vestido. Que agradeciera que se dejaba la ropa interior. No tuvo tiempo de dar vueltas sobre el día, imaginar nada y fantasear cuál sería el sueño que le daría Morfeo antes de que cerrar los ojos significara volver a arrastrarlo a la penunmbra.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Aaron Vanhagger
Rango E

Mensajes : 86

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Ojos azules y bella tontería

Mensaje por Sayen el Mar Mar 28, 2017 7:33 pm

Sayen había soñado con gatos, con muchos gatos. Eran de todos los colores y maullaban con suavidad, algunos dormían a su lado enredados como una pequeña bolita de pelo mullido y otros jugaban con su cabello. Eran todos gatos, extraños y con miradas de ternura, pero nada más que eso. Lo bueno de la muchacha era que nunca le daba demasiadas vueltas a ese tipo de sueños ni los analizaba o algo por el estilo, simplemente dejaba que ocurrieran y luego se despertaba con el rostro lleno de confusión. Pronto, por suerte, se olvidaba de lo que había soñado.

Cuando abrió los ojos, el sol le acariciaba el rostro. Se trataba de una caricia tranquila, suave y cálida que le avisaba que aún no estaba en el mediodía. No había dormido demasiado al parecer. Parpadeó algunas veces, permitiendo que sus ojos se acostumbraran a la claridad y de a poco comenzó a incorporarse sobre el colchón. Aún adormilada, se restregó un ojo para luego ver a su alrededor y terminó de despabilarse de un salto al ver que en el sillón dormía un muchacho. Se quedó perpleja observándolo y tardó apenas unos segundos en recordar todo lo que había ocurrido el día anterior y apenas un poco más en rememorar que era ella la que había tomado el sillón para descansar.

Se sonrojó automáticamente al saber que Aaron la había tenido que levantar para pasarla a la cama y no pudo evitar suspirar, meneando la cabeza de un lado al otro, al saberse lo suficientemente dormida como para no haber notado las acciones del joven en la noche. ¿Para qué había dormido con las dagas si al final no se había despertado ante tanto movimiento? Era un tanto patético aquello.

Bajó los pies de la cama y algo tibio y peludo se restregó contra su brazo. Al volver la mirada se encontró a dante y no pudo resisitirse a acariciarle detrás de las orejas, con una sonrisa en el rostro, antes de ponerse de pie y dirigirse al baño. Se lavó el rostro, cepilló sus dientes e hizo un intento por acomodar su cabello antes de salir del lavabo y dirigirse a Aaron. Se detuvo a unos pasos de distancia y se acercó los últimos centímetros a él con mayor cuidado para no despertarlo con ruidos, sin embargo, creía que lo mejor sería hacer que el muchacho volviera al mundo de los despiertos para poder desayunar.

—Aaron —lo llamó con suavidad y, atreviéndose un poco, se animó a tocar con cuidado los cabellos azules—. Aaron, ya es de día —insistió revolviendo un poco los cabellos contrarios.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Sayen
Rango E

Mensajes : 57

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Ojos azules y bella tontería

Mensaje por Aaron Vanhagger el Sáb Abr 01, 2017 1:16 am

Un suave cosquilleo comenzó a despertar poco a poco sus sentidos. Abrió los ojos con pereza notando a una mujer. ¿¡Una mujer!? ¿Había dormido con una mujer? Entrecerró los ojos enfocando mientras tanteaba su cadera: Halló el elástico de la ropa interior, así que no, no había estado con una ninguna mujer. Entonces, ¿quién...? AH. SAYEN. Le sonrió incorporándose en el sillón, la sábana resbaló hasta trancarse en su cadera. Había dormido suficiente. Lo notaba en el cuerpo descansado y en la duda sobre si había o no soñado. No tenía la seguridad de ninguna de las dos cosas, pero tampoco importaba darle vueltas.

Se desperezó y se tronó el cuello mientras Dante maullaba a unos metros. Antes de darse cuenta el gato ya había saltado a su regazo para mirarlo fijo meneando la cola de un lado a otro con una parsimonia infinita. El maldito estaba reclamando comida. Ni buenos días, ni un cariño: Nada, lisa y llanamente comida. Bufó y tomó el borde de la manta para quitarla de un tirón, hasta que recordó que no estaba solo. Miró a Sayen divertido y apartó la mano hasta dejarla descansada en el respaldo del sofá.

- Te voy a dar un dato relevante de mi persona, -Alzó el dedo índice buscando captar su atención, le daría un dato muy importante que les ayudaría a mantener la armonía de convivencia por el tiempo que durara compartir ese cuarto.- odio dormir con ropa. Por respeto a tí mantuve la ropa interior, pero si no quieres conocerla te recomiendo voltear mientras me pongo el pantalón. -Con un ademán de la cabeza señaló la prenda que estaba a un lado de sus pies. Buscando darle tiempo se estiró para poder alcanzar su ropa por la botamanga y tiró para tenerlo a mano, volvió a mirarla y contó por dentro hasta cinco, dándole tiempo a voltear, antes de quitar la manta por completo para ponerse de pie y calzarse los pantalones.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Aaron Vanhagger
Rango E

Mensajes : 86

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Ojos azules y bella tontería

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.