Conectarse

Recuperar mi contraseña



Artemisia
Admin - MP
Lionel Linxpaw
Admin - MP
Necalli
Admin - MP
Aaron Vanhagger
Admin - MP

Últimos temas
» Broken ♛ Crown {Normal}
Jue Jul 27, 2017 11:04 pm por Invitado

» One Piece Ascension (Cambio de botón REALIZADO)
Mar Jul 25, 2017 10:17 pm por Invitado

» Instituto Takemori rol [Confirmación Cambio de botón Elite]
Lun Jul 24, 2017 10:30 pm por Aaron Vanhagger

» Kaosu no Rakuen [Confirmación Cambio de Botón]
Dom Jul 23, 2017 8:27 pm por Aaron Vanhagger

» [Misión E] Enano enmascarado [Alfa y Kazuki]
Dom Jul 23, 2017 7:18 pm por Alfa

» [Social - Flashback] Let's play [Privado: Nowell]
Dom Jul 23, 2017 6:46 pm por Nowell

» [Entrenamiento - Flashback] A warm cup of love [Privado: Nowell]
Dom Jul 23, 2017 6:45 pm por Nowell

» [Misión E] Enano enmascarado
Dom Jul 23, 2017 6:37 pm por Artemisia

» [Misión E] Ayuda al Historiador [Toma y Kayode]
Dom Jul 23, 2017 5:33 pm por Toma

» Técnicas de Necalli
Dom Jul 23, 2017 3:33 pm por Necalli

» [Mision E] Tiempos de Desorden (Zalanna)
Dom Jul 23, 2017 2:43 pm por Toma

» [Misión E] Sobras de Pasqua
Dom Jul 23, 2017 9:55 am por Necalli

» Loving Pets! - Confirmación Afiliación Normal
Dom Jul 23, 2017 5:59 am por Invitado

» Caminando Entre Fantasía {Afiliación Elite}
Sáb Jul 22, 2017 2:58 pm por Invitado

» [Misión E] El pulpo mas grande [ Archer - Saya ]
Sáb Jul 22, 2017 12:36 pm por Archer


El foro Fairy Tail Rol basado en el manga y la historia de Hiro Mashima: Fairy Tail. Las imágenes no son de nuestra propiedad; las imágenes se sacaron en su mayoría de los diferentes Arts de Fairy Tail. Agradecemos a aquellos artistas que contribuyeron a los gráficos del foro. La edición de estas fueron realizadas por Necalli.

Las guías, normas, post y demás temas del foro corresponden a sus autores, por favor, se pide que se respeten estos. Agradecemos a todos por su colaboración y hacer posible este foro.


Ficha de Nowell Nathan

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha de Nowell Nathan

Mensaje por Nowell el Miér Feb 22, 2017 2:33 pm

Ficha de Nowell

Nombre: Nowell Nathan.
Apodo: Nowe, Nowy, Nate.
Edad: 26 años.
Raza: Humano.
Profesión: Mago y mecánico.
Gremio: Southern Wolves
Sello: Hombro derecho, color negro.
Sexo: Masculino.
Orientación sexual: Heterosexual.



Descripción Física

Altura: 1,75
Peso: 70kg.
Contextura física: Delgado y de músculos marcados.
Color de piel: Tostada.
Color de pelo: Castaño claro.
Color de ojos: Verde.
Imagen del Personaje:
físico:


Nombre del personaje: Portugal
Procedencia: Hetalia

Extras:
-Tiene un lunar debajo del ojo derecho.
-Tiene una cicatriz en todo el pecho que fue cauterizada con fuego y ha dejado una gran marca.
-En el lado izquierdo de la sien tiene una cicatriz pequeña.
-Posee una marca de nacimiento como una media luna en su muñeca zurda.
-Sus manos son un poco ásperas por el trabajo de mecánico.



Descripción Psicológica

Es bueno intentar describir a Nowell por lo que es ahora mismo y no por lo que era o lo que será ya que su personalidad ha cambiado durante todo este tiempo. Se puede decir entonces que actualmente es un muchacho con las ideas lo más claras posibles que apunta a una meta que, probablemente, resulte imposible. Intenta no detenerse a pensar demasiado en si va a lograr hacer las cosas o no, manteniendo la cabeza centrada en que, de todas formas, podrá hacer un bien al final.
Lo que más le importa ahora mismo es llegar algún día a desbaratar las líneas de trata de personas que estaben y siguen estando en Bosco y otros países aledaños porque no puede soportar que alguien sea capaz de herir a una mujer o a niños. Siente una gran debilidad por el género femenino no porque las crea débiles o frágiles, ya que cree todo lo contrario, sino porque en su vida ha visto cómo las mujeres eran las que más sufrían, las que morían, las que perdían las batallas y eso le ha quedado grabado en la cabeza. Sin embargo también vio que eran las primeras en sonreír y en seguir adelante a pesar de todo lo malo que pasaba en su mundo. Las respeta y las admira por eso.
En cuanto a los niños, a ellos sí los ve indefensos y quiere protegerlos de todo mal si está a su alcance. Es lo mismo que con los animales, los adora y quiere cuidarlos a como dé lugar. No importan las consecuencias. Sin embargo, se ve a sí mismo como un pésimo padre si algún día lo es y  horrible como un dueño para tener mascotas. No todo se logra con cariño y protección.
Personalmente hablando y en cuanto a relaciones con los demás, suele ser una personas que no tiene conflictos para generar una buena reacción. Sonríe con facilidad, es amable y corteja a las damas como un caballero, su gran fallo es su pésimo sentido del humor. No es que no tenga sentido del humor sino todo lo contrario, lo tiene pero es ácido y amargo como un limón. Sus chistes por lo general apuntan a picar a las personas o a dejarles un gusto feo en la boca, no sabe bien cómo llevar adelante una conversación en términos gracioso y siempre termina poniéndose serio al final. Darran, su maestro mecánico, entendía esa forma de tratar a los demás pero sabe que no todos pueden hacerlo.
Aún así, la primera impresión general de él es buena. Al ser bondadoso con la gran mayoría de las personas y no hablar mucho de su pasado, es difícil que alguien lo imagine haciendo algo malvado. Sin embargo, lo ha hecho. Las manos de Nowell no están limpias, ha matado personas, golpeado otras tantas y hecho cosas no muy buenas en su tiempo anterior. No se enorgullece de lo que ha hecho pero no se retracta y eso lo hace sentir algo miserable porque se supone que una parte de él debería estar mal por la forma en que resolvió muchas cosas. Aún así, la culpa no está y eso le hace creer que puede haber algo malo con él o con su sentido de la justicia.
Pese a todo, intenta no darle vuelta a los temas complicados y encasillar rápido a las personas y su relación con ellas. De momento, las únicas dos personas que tienen un papel importante en su vida son Zalanna y la madre de estas, ambas desaparecidas tras ser raptadas de su pueblo hace quince años atrás. A pesar de no saber si siguen con vida, ansía poder encontrar algo de ellas, una pista que las lleve aunque sea a lo que haya quedado de ellas para poder cerrar aquella cuenta pendiente en su vida. Considera a Zalanna como su hermana por el tiempo que pasaron juntos en la infancia y a su madre como al propia por el cariño que le dió, es por eso que a pesar de haberse caído muchas veces no las ha olvidado.
A pesar de su búsqueda, cumple sus tareas como mago del gremio al que pertenece y se encarga de mantener activo el taller que ha heredado de Darran. Su vida es un poco activa y casi no tiene tiempos libres, pero cuando los tiene le gusta trabajar en algunas construcciones mecánicas, dormir o bien estudiar para despejar su cabeza.
Ha aprendido con el tiempo que necesita frenar y repensar algunas cosas por lo que intenta tener un tiempo de reflexión cada tanto aunque eso retrase su búsqueda unas pocas horas.
Aún así, tiene un gran problema con su auto estima y por más que intente poner palabras bonitas, no se considera a sí mismo importante y tiende a usarse de escudo para los demás lo cual hace que más de una vez peligre su vida. Cuidará más la vida de alguien a quien aprecia que la propia.



Mascota

Klofjer es un, según Nowell, lobo-pájaro que pertenecía originalmente a su maestro de mecánica y cuando éste falleció el muchacho decidió hacerse cargo del animal.
Se trata de una especie de lobo con herencia de pájaro, extraños en Fiore pero más comunes en lugares de Caelum, que tiene como cualidad especial poseer una cola de plumas y plumas entre su pelaje canino además de tener patas de pájaro. Son animales ágiles e inteligentes que destacan por su extraña contextura y la habilidad de trepar que sus pares cánidos no poseen.
Pueden ser entrenados como perros cualquiera y amaestrados como lobos, pero tienden a tener un temperamento independiente que los hace imposibles de domar al completo. Suelen ser muy tranquilos en el día y más activos al amanecer y al atardecer, momento en el que cazan, pero sus presas favoritas son los roedores.
Se llevan bien con otros animales domésticos y parecen sentir debilidad con los aves, Klofjer es especialmente cariñoso con las gallinas, pollos y gallos llegando incluso a protegerlos de otros animales como si fueran compañeros. Nowell dice que en realidad es mitad gallina por eso.
La personalidad de Klofjer es atenta y curiosa, es un animal que aprendió rápido los riesgos de estar en un taller de mecánica y cómo mantenerse alejado de las cosas peligrosas. Es inteligente y desconfiado de las personas nuevas, suele ser apático hasta que entra en confianza, una vez está tranquilo puede volverse juguetón como un cachorro hasta que recibe una orden. Al entrar en modo de trabajo, el animal se vuelve calmo y hace todo lo que se le pide, desde excavar hasta traer algunas herramientas de las que reconoce los nombres.
Actualmente tiene 7 años y se espera que pueda llegar a vivir al menos el doble.
Físicamente, más allá de los detalles dados, se debe decir que es un animal que tiene 75cm de alto y unos 150cm de largo, pesa 38 kilogramos.
Un detalle a destacar es que, por un accidente sufrido de cachorro, tiene el pie izquierdo hecho con una prótesis mecánica que Nowell se encarga de mantener todas las semanas. La prótesis funciona con energía de una lácryma y está conectada a lo músculos del animal para funcionar como una pata normal. La parte mecánica está disimulada con pintura negra que la hace pasar desapercibida por el color de la piel de Klofjer en esa zona.

Klofjer no participa en ninguna pelea ni batalla por más que acompañe a Nowell a una misión o entrenamiento, primero porque su nuevo dueño no se lo permite y segundo porque su prótesis no está preparada para soportar un esfuerzo excesivo.

Klofjer:

Artista: Tatchit



Arma
Guanteletes reforzados: Arma cuerpo a cuerpo. Guantes de cuero con nudillos de metal. Peso: 300gr cada uno.
Suele usar estos guantes incluso para trabajar en su taller así que es normal que estén manchados con grasa o con olor a aceite.
diseño:



Magia

Estilo de Magia: Territory
Especialización: No posee.



Técnicas

Fremad
Descripción: El mago arma un portal delante suyo que le permite avanzar 7 metros en línea recta o en las diagonales. Para hacer esta técnica, Nowell chasquea los dedos y crea un portal, salta dentro de él y dependiendo de la dirección elegida, otro portal se abre donde va a aparecer un segundo después.

Puntos débiles:
-Con esta técnica no se puede retroceder, sólo avanzar.
-Al crearse un portal en el sitio donde va a aparecer, esto le permite adivinar a los enemigos dónde aparecerá.
-Solo puede transportarse a un lugar visible, no puede traspasar vegetación o paredes con esta técnica.
-Sólo puede pasar él por el portal, llevando las cosas que tenga encima. No puede pasar algo solo por el portal.

Duración: 1 post, instantáneo.
Recarga: 2 posts.
Veces por tema: 3 veces.


Tage
Descripción: El usuario crea un portal al alcance de su mano y otro cerca de un objeto hasta a 5 metros de distancia -en cualquier dirección- para poder tomar el objeto y llevarlo a su posición. Para realizar la técnica, Nowell extiende una mano con los dedos abiertos y crea un portal de un diámetro de 30cm frente a él y otro frente al objeto que quiere traer. Pasa la mano por el portal para llegar del otro lado y el resto es tan sencillo como arrastrar el objeto hasta su lado de los portales.

Puntos débiles:
-Si bien la técnica puede ser usada para fastidiar a distancia, no se puede usar para lanzar cosas del otro lado.
-El usuario debe ver el objeto que quiere alcanzar o saber su posición exacta en el espacio.
-No puede pasar por el portal cosas más grandes que el diámetro ni cosas que pesen más de 5kg.

Duración: 1 post, instantáneo.
Recarga: 2 posts.
Veces por tema: 3 veces.



Debilidades

-La magia de tierra, que puede modificar el terreno, y la de oscuridad y luz, que lo pueden cegar, son de las magias que más le complican la realización de sus técnicas.

-Las magias de ilusión en área, cualquier magia que cambie el terreno o que no le permita ver más allá así como cualquier técnica de pantalla/enceguecimiento inhabilitan la mayoría de sus técnicas.

-La sangre. Cuando ve sangre en cantidades derramada le dan nauseas y se siente mareado. Comienza a sentir pánico y necesita irse del lugar. No le ocurre si ve heridas.

-No pude ver cadáveres de mujeres o niños y, en lo posible, tampoco de mascotas ya que le trae malos recuerdos.

-La cicatriz en su pecho le da tirones y le produce dolor si se sobreesfuerza, llegando a producirle una sensación de hormigueo en el pecho que le da sensación de ahogo.

-No cree que su vida sea realmente importante y eso lo lleva a tomar decisiones drásticas que lo ponen en la fina línea entre la vida y la muerte.



Historia

La vida de este niño no es algo fácil de contar. Es bueno comenzar desde el inicio pero es preciso hacer algunas aclaraciones antes: esta historia no es feliz, esta historia no tiene final, esta historia es sólo de pérdidas y pocas alegrías. Su buscas un final feliz, será mejor que leas otra.
Él nació en una familia en algún pueblo de Caelum que desconoce. Según sus padres adoptivos le contaron luego, su familia original lo abandonó en un barco con rumbo a Fiore y al llegar a puerto, cuando lo encontraron, los marineros rápidamente le buscaron un hogar. En aquel pueblo costero pequeño, con un puerto apenas sobresaliente, una familia que no podía tener hijos lo adoptó. Su madre adoptiva se llamaba Elise y su padre Gustav, ninguno de ellos le escondió la verdad de su origen al niño cuando este preguntó por qué sus ojos o su cabello no se parecía al de ninguno.
Nowell, como lo llamaron, creció en una familia laboriosa y fue enseñado en casa sus primeros años de vida pues su madre prefería ahorrarse el dinero del jardín de infantes y ponerlo luego en una buena escuela primaria que el muchacho pudiera aprovechar al máximo. Gustav, trabajado incansable, estaba en el puerto de sol a sol para conseguir los jewels necesarios para el sustento de la familia.
Hasta aquí, todo parece normal, casi adorable, pero la realidad es que puertas para adentro y en los fines de semana, la casa del niño pasaba de la calma al campo de batalla en unos pocos momentos. Gustav abusaba de la bebida los fines de semana y no importaba cuantas cosas hiciera Elise, nunca le alcanzaba y siempre terminaba golpeándola a ella acusándola de cosas que no eran verdad. Y mientras eso pasaba, Nowell estaba obligado a quedarse en su cuarto tapándose los oídos con la almohada y rogando porque pronto llegaran los días laborales de la semana.
Seis años de su vida fueron así hasta que la noche de un sábado de invierno, algo más ocurrió. Una discusión que no recuerda cómo empezó, pero de la cual él fue el causante, terminó en golpes y cosas rotas por toda su casa. A pesar de que su madre intentó protegerlo él también fue golpeado y aún conserva en el lado izquierdo de su sien una cicatriz del golpe. Los gritos se alzaron alertando a todos los vecinos y de pronto se calmaron cuando las manos de Gustav se cerraron entorno al cuello de Elise hasta que se le escapó la vida.
La versión que su padre contó a los demás y a los guardias que fueron a investigar, su madre se suicidó después de la pelea. Gustav, al darse cuenta de lo que había hecho, buscó entre sus herramientas una cuerda y antes de que el cuerpo se endureciera apretó el cuello de la mujer con esta antes de colgarla. Nowell lo vio todo, lo supo todo, pero jamás dijo nada porque su padre le había jurado que si hablaba quedaría igual que Elise. Aún no sabe por qué, pero a pesar de que en ese momento hubiera preferido morir, el niño no dijo nada por la esperanza de vivir.
Con sólo seis años se puede decir que el miedo fue lo que lo atacó, que el temor a su padre fue lo que lo hizo tomar la decisión de callar, pero con el tiempo se dio cuenta de que lo que realmente quería era poder vengarse de él y devolverle lo que le había hecho a su madre por el triple.
El tiempo pasó, a los siete años Nowell fue obligado a comenzar a ir a clases para que no estuviera “holgazaneando todo el día” y terminó por ir a un colegio comunitario de su pueblo ya que los ahorros de su madre su padre se los gastó en la bebida por la que todos los fines de semana enloquecía y rompía cosas mientras que los miércoles se gastaba una parte en prostitutas que al parecer nunca podían satisfacerlo.
Poco a poco, el niño comenzó a volverse más apático y a no confiar en los demás. La personalidad animada que había mostrado tener junto a Elise se apagó por completo y los golpes lo transformaron en alguien callado, apático y que no quería cruzarse con nadie más en su camino. Iba al colegio, estudiaba, comía, hacía algunas cosas de la casa y desaparecía hasta la hora de la cena para no cruzarse con su padre. Su rutina fue así siempre hasta que un día, por suerte o por desgracia, los dos hermanos que vivían a un lado de su casa decidieron irrumpir en su vida sin tocar.
Ambos, Werner y Zalanna intentaban acercarse a él por diferentes maneras, buscando que se hicieran amigos por una razón que descubrió pocos días después de sus primeros intentos extraños que hacían por establecer una amistad: ellos habían visto como Gustav lo maltrataban y querían sacarlo de allí, mantenerlo lejos de ese hombre y darle un poco de color a su mundo.
En un principio, Nowell no estuvo muy de acuerdo con la idea y escapaba de ellos dos, pero con el tiempo la presencia de los jóvenes de cabello verde se le hizo tan dulce y refrescante como la brisa mañanera. Empezó a dejar de evitarlos y comenzó a buscarlos entre la multitud de niños, al salir del colegio iban a comer a una plaza, jugaban reír, compartían cosas y se ayudaban en las tareas. Llegó el punto en que Nowell iba todas las tardes a merendar con ellos, los fines de semana a dormir a la casa de la familia y se angustiaba con la sola idea de regresar al oscuro hogar de al lado.
Fue gracias a ellos dos, sus dos mejores amigos, que la personalidad del muchacho volvió a ser un poco más alegre y optimista. No podía evitar tener unos tintes de amargura en muchas de sus palabras pero los dos muchachos lo animaban lo suficiente, tanto como para empezar a trabajar con su magia que descubrió por error cuando, en un intento de adelantarse a una tonta carrera con Wer, hizo un portal que lo trasladó dos metros hacia delante y le dio el triunfo.
Con la familia Maernrae conoció muchísimas cosas de sí mismo y del mundo que le dieron la oportunidad de creer que el haber elegido vivir estaba bien.
Y allí se acaban las cosas buenas, por nunca nada puede ser siempre bueno.
Fue cuando él tenía doce o trece años, tampoco puede recordarlo bien, cuando unos hombres extraños atracaron en el puerto. Nadie se fiaba de ellos por cómo miraban a los demás y por las pintas que traían, estaba claro que eran de otro país y había algo en ellos que no dejaba a las personas relajarse. El pequeño pueblo, de todas maneras, siguió funcionando como si nada hasta que un segundo y tercer barco llegaron, la situación comenzó a ponerse tensa y al final los hombres saltaron a la rebelión.
Mostrando el escudo de los esclavistas de Bosco, aquellos hombres exigieron que se les entregara a todas las mujeres y niñas si no querían tener complicaciones. El pueblo entró en pánico, la gente comenzó a correr y la noticia se esparció antes de que los primeros hombres perecieran ante las armas de los bandidos cuando quisieron defender a sus familias.
Cuando se enteraron de lo ocurrido, la madre de Zalanna obligó a los tres menores a esconderse en el sótano bien disimulado de la casa para que pudieran escapar de esa situación. Con miedo y asustados por lo que vendría, los tres niños se mantuvieron ocultos mientras los mayores discutían, se resistían y peleaban contra los bandidos. Escuchó los gritos de las personas, el miedo en la voz de los demás, el recuerdo de su madre le llegó a la mente y eso lo paralizó. Atrapado en los recuerdos, no pudo detener a Wer cuando salió del escondite para ayudar a su madre y sólo atinó a sostener a Zalanna en un abrazo y taparle la boca.
Pronto oyeron el llanto de la mujer y un quejido de Wer. La sangre comenzó a filtrarse por el suelo y las lágrimas salieron de los ojos de Nowell. La puerta trampa se abrió y una mano fuerte, desconocida, atrapó a Zaly del cabello y la sacó de allí con un movimiento simple, como si no pesara nada. Sorprendido, solo y atemorizado, el niño reaccionó. Con sólo dar un paso su magia se activó y lo sacó de allí, quedó expuesto frente al maleante, lo pateó, se lanzó encima de él para morderlo pero de un sacudón el mayor se lo sacó de encima.
Nowell cayó al suelo lleno de sangre, vio el cadáver del padre de Zalanna y a Werner a un lado respirando con dificultad. La madre de los niños estaba inconsciente a un lado y el maleante de Bosco cargaba sin dificultad a la niña en un hombro como si no pesara nada. Nowell gritó el nombre de su amigo y fue a por ella, pero antes de alcanzarla una espada le hizo un corte en diagonal por todo su pecho. El filo helado cortó su carne y lo lanzó al suelo dejándolo inutilizado.
Con la sangre abandonando su cuerpo y uniéndose a la de los que él había empezado a considerar como su nueva familia, Nowell vio impotente cómo los hombres se llevaban a la niña y a la madre. Hasta el día de hoy nunca volvió a verlas.
Las lágrimas empezaron a bajar por su rostro y, devastado, esperó a que la muerte llegara a por él pues no podía hacer nada por su herida. Sin embargo, su destino parecía ser  seguir sobreviviendo porque a él llegó, arrastrándose, Wer. Con sus últimas fuerzas cauterizó con su magia de fuego la herida de su pecho mientras le pedía que resistiera y le prometía que entre los dos saldrían de allí para poder traer de regreso a la hermana de ambos. Sí, su hermana, en eso se habían convertido con el tiempo de amistad y la promesa con Werner fue algo que jamás podrá romper.
No recuerda nada más después de las palabras de su “hermano”, pero cuando volvió a abrir los ojos ya no estaba en el piso lleno de sangre sino que estaba en una cama de paja que olía a rancio. Una señora muy mayor se acercó a él con la sorpresa en el rostro y el alivio en la mirada, ella le explicó todo lo ocurrido, el cómo su caravana había llegado y encontrado a todo el pueblo destrozado, cómo habían enterrado a todos los muertos y que sólo él y algunos otros pocos habían sobrevivido. Por supuesto, porque su suerte no era buena, su querido hermano Wer y el padre de éste habían muerto al final. ¿Y su padre? ¿Gustav? Nowell no preguntó por él hasta mucho tiempo después, pero al parecer estaba desaparecido pues, aunque le dio la descripción a todos los que habían ayudado en el entierro, ninguno pudo afirmar haberlo visto entre los cadáveres.
El dolor de haber perdido a todo lo que quería y el odio hacia la gentes de Bosco que le habían hecho eso a su pueblo, a las personas inocentes, sólo para condenar a las mujeres a un destino horrible hizo que el alma de Nowell se alimentara. Pese a la depresión que sufrió, a lo que lloró e incluso a lo que se lamentó por no ser fuerte, el mismo odio lo llevó a seguir adelante, fue el combustible de su alma y lo que le permitió soportar casi un año de recuperación ya que su herida le complicaba los movimientos.
Los meses pasaron, el tiempo corrió y el niño abandonó a la gente que se había salvado de su pueblo para viajar con los mercaderes ambulantes de un lado a otro. Aprovechó el primer tiempo para recuperarse y el siguiente, cuando ya pudo andar con normalidad, para comenzar a entrenar su cuerpo y mente. Aprendió a leer todo tipo de letras, a hacer cuentas, a reparar carretas, a vender y a comprar, a saber cómo sacar información y cómo timar a las personas con cosas simples para conseguir una ventaja. Con el odio de motivación, aprendía rápido y era cruel en las respuestas más simples, se volvió astuto como un zorro y mordaz como un lobo.
Su personalidad pacífica se fue apagando poco a poco y cuando se sintió fuerte, ya en la pubertad, comenzó a usar su cuerpo para aprender a pelear. Viajar de un lado a otro atraía los problemas y tener a un mago entrenado con ellos les convenía a los mercaderes. Poco a poco la relación con la caravana que lo ayudó se convirtió en un ir y venir de favores y pagos que le permitieron crear una barrera.
A medida que pasaba por los pueblos comenzó a preguntar, a reunir información, a enterarse de lo que pasaba detrás de los secuestros y el destino de muchas mujeres. Su odio desató en ira ante cada noticia, ante cada pista frustrada y frente a cada callejón sin salida. Iracundo, con el odio al mundo en su espalda y su magia comenzando a fallar, Nowell decidió dejar la caravana para viajar solo un tiempo. Tenía que seguir buscando y las rutas de los comercios no le servirían de nada, necesitaba información del mundo más bajo, de los lugares más oscuros y asquerosos.
Con sólo dieciocho años se registró como mago independiente y comenzó a hacer algunas misiones sólo para conocer gente y tener contactos. No le importaba qué tipo de contactos, cualquiera estaba bien. De esa forma logró encontrar algunos lugares donde había mujeres esclavizadas por Bosco y se metía allí buscando a Zalanna sin encontrar a nadie, sólo relaciones de una noche que le dejaban un sabor asqueroso en la boca pero gracias a las que podía llegar a alguno de los miserables esclavistas para destrozarlo con sus propias manos.
La sangre derramada por él le daba tantas nauseas como la derramada por otros, pero no se arrepentía. Si nadie iba a pedir justicia por los demás entonces él lo haría a su manera. No necesitaba permisos ni leyes, lo haría a su forma. Sus manos se mancharon más y más, su alma comenzó a descender hacia un abismo sin final y de pronto todo dejó de importarle. Su vida, su pasado, su misión, todo comenzó a dejar de tener sentido. Cada vida que acababa era un esclavista menos, pero frente a uno menos diez más aparecían y nada lo llevaba a encontrar a las mujeres que buscaba. Aquella búsqueda comenzaba a ser en vano.
Tuvo un quiebre tras dos años de soledad y abandonó todo. Dejó al descuidado su aspecto físico, bajó los brazos en la búsqueda y comenzó a fumar y a beber lo más barato en las cantinas de mala muerte. A veces su mente intentaba frenarlo, recordándole que comenzaba a parecerse a su padre, pero ese pensamiento sólo hacía que se aferrara con más fuerza a la botella y que los recuerdos sobre sus días felices lo invadieran obligándolo a depender más del alcohol.
Otra vez el tiempo quedó difuso en su cabeza pero una noche de tormenta, mientras vagaba solo por las calles de un pueblo en las montañas, un gran animales se metió en su camino haciéndolo tropezar. Ebrio como estaba, no pudo evitar la caída y el golpe lo llevó a romperse una muñeca. El dolor lo hizo sisear pero estaba tan perdido que siquiera pudo quejarse y se quedó tirado allí, esperando que la lluvia acabara con él. Pero esa vez no fue un humano el que decidió que no podía irse aún sino el mismo animal que lo hacía tirado, que a sus ojos parecía un enorme perro de pelaje ocre.
Ante el llanto del animal, mezclado con un aullido cantarín, un hombre mayor se acercó hasta él cojeando y lo obligó a levantarse. Aquel hombre, Darran, era un mecánico que tenía su taller a una hora de viaje desde el pueblo y que lo obligó a ir con él para ayudarle a sanar la muñeca. Nowell no pudo poner demasiada resistencia y dejó que el viejo lo llevara, sanara y le diera algo de comer antes de mandarlo a dormir como un niño. Por primera vez en mucho tiempo, él descansó como era debido y al levantarse al otro día no pudo hacer más que sentirse avergonzado de su actuación lo cual le costó unas cuantas burlas de Darran.
El anciano, preocupado por su salud al verlo tan desmejorado, le propuso ayudarlo a salir del pozo en el que estaba como compensación por lo que su compañero Klofjer le había hecho en la mano sin querer. Pese a las negativas de Nowell, a sus intentos de irse y a las excusas que puso, Darran y su perro-lobo-pájaro-lo-que-sea fueron tan insistentes que debió rendirse a seguirles el juego. Sólo se quedaría hasta sanar, ese era el trato, pero acabó quedándose hasta ahora.
Darran poco a poco fue logrando que él se abriera y le contara su historia. Para mantenerlo entretenido mientras no podía hacer nada por su mano, el mayor le pedía que lo acompañara y le alcanzara las herramientas mientras trabajaba así podían charlar tranquilamente. Aquel juego de preguntas y respuestas dejó la historia de ambos expuesta, los dos habían tenido vidas complicadas y llenas de pérdidas pero Darran seguía adelante porque podía ver el mundo de una manera que Nowell aún no lograba entender.
Como si le enseñara a un niño, el viejo le explicó. Como si escuchara a su abuelo, el joven escuchó. Entendió que tal vez el mundo tenía algo preparado para él, que si tantas veces había sido salvado, que si tantas personas se habían esforzado por él, entonces no podía rendirse. Sí, era cierto, era probable que su amiga no estuviera ya viva o siquiera estuviera en el continente para esa época, pero eso no significaba que no pudiera hacer algo para evitarle ese destino a alguien más. Podía hacer algo por otros y mientras viviera, no debía caerse a un pozo sino seguir adelante; sino Wer estaría decepcionado.
Entre charlas y nombres de herramientas, la muñeca de Nowell se recuperó pero él deseó quedarse. Empezó a ayudar a Darran en el taller con más ahínco, entendiendo cómo se reparaban los autos impulsados por magia, cómo funcionaban las prótesis para personas y animales como la que tenía Klofjer y qué otras cosas podía arreglar de la misma forma. Pese a que nunca había pensado que le interesaría, desarrolló un gusto por la mecánica que lo hizo poner manos a la obra y estudiar en serio al respecto. Pidió libros en la biblioteca del pueblo, compró planos de “máquinas imposibles” y habló con Darran de miles de posibilidades que hacían reír al viejo por lo ocurrentes que eran pero emocionar a Nowell con las posibilidades. Una nave como la de los gremios llamativos pero para una persona, algo más ligero para hacer de trasnporte, un motor a carbón o a lácryma. ¡Las posibilidades eran infinitas! Pero no así la vida humana.
Años después, cuando Nowell calculaba tener veinticinco años, aquella burbuja de felicidad se acabó cuando Darran cayó enfermo. Algo estaba comiendo su cuerpo por dentro sin que lo supieran y cuando dio signos de lo que estaba ocurriendo, fue demasiado tarde. Dos meses después de enfermar, Darran falleció legándole todo a él porque no tenía descendencia, porque había dejado ir a la mujer que amaba y perdido a su esposa antes de tiempo. Porque Nowell y Klofjer que lo más cercano a unos hijos que pudo tener.
El entierro fue sencillo, algunas personas y clientes fueron a dejar flores a la tumba pero no muchas más. Sin embargo, en la noche, mientras Nowell fumaba un cigarro cerca de la tumba e intentaba poner sus pensamientos en orden, una persona se acercó en silencio para dejar una flor en la tumba. Sus ojos se cruzaron por un segundo y aquel hombre asintió una vez como saludo antes de darse la vuelta para alejarse, dejando ver que en la espalda de su chaqueta tenía bordado el símbolo de un lobo.
Nowell tuvo aquel logo y el rostro del hombre dando vueltas por la cabeza durante mucho tiempo como una mosca molesta que no se iba. Incluso mientras trabajaba en las cosas que traían para reparar al saber que el taller seguía abierto pensaba en aquello. Al final, no pudo evitar cerrar el lugar por una corta temporada e ir a investigar a una ciudad más grande al respecto llevando a Klofjer con él.
Fue al llegar a Margarett y preguntar por la lista de gremios registrados en una oficina que encontró al final la imagen del lobo que había visto. Fue en ese momento en el que recordó por qué le sonaba tanto el símbolo: ya había visto a un hombre que era parte de ese gremio, del gremio de mercenarios, mientras viajaba con los mercaderes hacía muchos años atrás. ¡Eso era! Si se unía a un gremio de mercenarios como Southern Wolves de seguro podría encontrar más información sobre los esclavistas de Bosco y, quién sabe, lograr dar con el paradero de Zalanna y su madre si es que aún seguían con vida.
Con esa resolución y su compañero de viaje listo, partió en busca del gremio. Le costó unos cuantos meses dar con él por lo escondido que estaba y al llegar debió pasar una tensa bienvenida antes de poder exponer sus razones para entrar. Fue justo y directo: él estaba allí más que nada por la información, no iba a hacer amigos, pero si lo aceptaban les ofrecía a todos sus servicios como mecánico para cuando lo necesitaran. Sus estudios en la temática y su interés por la ingeniería armamentista avalaron su oferta y pareció ser lo suficientemente válida como para que lo aceptaran con la condición de nunca manchar el nombre del gremio.
De esto apenas ha pasado un año. Nowell no es de los hombres que se ven muy seguido en el gremio ni mucho menos, de hecho, hay quienes dicen que él es algo inventado porque nunca está por allí. Mientras trabaja para el gremio intenta mantener activo, aunque mucho menos, el taller de Darran que Klofjer cuida en su ausencia, y buscar información sobre las mujeres a las que busca. Aún no ha obtenido pistas pero mantiene las esperanzas porque el viejo lo había dicho: aunque no llegara a su meta, podía hacer un bien en el camino.



Información extra

-Fuma cuando está muy nervioso o ansioso, es algo que no puede controlar y puede pasarse de la raya si está demasiado exaltado.
-Los accesorios de Klofjer y los propios, las gafas de aviador, son hechas por Nowell.
-En los días de humedad le duele la muñeca que se fracturó y muchas veces prefiere quedarse en casa descansando que moverse.
-En sus ratos libres, si no tiene nada para arreglar en el taller, le gusta hacer figuras de animales con piezas de metal para distraer la cabeza.


avatar
Nowell
Rango E

Mensajes : 51

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Nowell Nathan

Mensaje por Necalli el Miér Feb 22, 2017 6:00 pm

¡Muy bienvenido al foro! Gracias por unirte a nuesta comunidad, no podemos esperar a ver qué historias tramarás en tus roles. ¡Disfruta tu estadía con nosotros! Te recordamos tener al día los siguientes registros:

avatar
Necalli
Rango E

Mensajes : 126

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.